Cristina cargó contra Galeano

IRREGULARIDADES EN INVESTIGACION DEL ATENTADO A LA AMIA

La ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner criticó ayer la investigación del ex juez Juan José Galeano y el desempeño de la entonces Secretaría de Inteligencia (SIDE) para esclarecer el atentado a la AMIA al afirmar que “estaban trabajando para armar un juicio y no para llegar a la verdad de lo que pasó” y acusó al ex magistrado de articular “una puesta en escena para impresionar con el volumen de la causa”.
Su presencia fue como testigo en el juicio oral y público por irregularidades en la investigación del atentado a la AMIA, en el que se encuentran acusados, entre otros, el ex juez Juan José Galeano, el ex presidente Carlos Menem y el ex titular de la SIDE Hugo Anzorreguy.
“Me pareció una puesta en escena para impresionarnos con el volumen de la causa”, dijo Cristina en su declaración sobre una de las reuniones con el juez Galeano de las que participó como integrante de la Comisión Bicameral Especial de Seguimiento de la investigación de los atentados a la Embajada de Israel y al edificio de la AMIA, constituida en 1996.
Recordó que ese día habían sido apilados en mesas todos los cuerpos de expedientes para que los integrantes de la comisión bicameral los vieran, y concluyó que se llevó la impresión de que “estaban trabajando para armar un juicio y no para llegar a la verdad de lo que pasó”.
No obstante, afirmó que tanto la dirigencia de las organizaciones comunitarias como los fiscales de la causa sostenían “una defensa absoluta, cerrada y monolítica de toda la actuación del juez” Galeano.

Llamada.
Cristina recordó que interpeló al juez Galeano para preguntarle si había recibido una llamada de Munir Menem (hermano del ex presidente) tratando de influir en la causa. Pero el juez le dijo que no lo recordaba. “Le contesté que no era verosímil que no recordara una llamada así, y él se levantó y se fue”, dijo la ex mandataria.
Además contó que hubo un “parte aguas (SIC)” con la declaración del ex secretario del Juzgado de Galeano, Claudio Lifschitz, y detalló que su testimonio ante la Comisión les pareció tan revelador que además de enviar una copia de su declaración al Juzgado (lo que hacían normalmente) remitieron otra al Ministerio de Justicia de la Nación.
“Nos contó que se habían quemado cajas enteras con documentos de la causa y que se pinchaban teléfonos diciendo que eran para otra causa y en verdad eran para esta”, detalló.
“La impresión que tuve fue que se unían las piezas del rompecabezas”, dijo sobre la declaración del secretario del Juzgado de Galeano. “Su relato tenía un gran grado de precisión y verosimilitud”, opinó.

Senado.
También se refirió varias veces a la mala relación con su bloque en el Senado: “Les recuerdo que finalmente me expulsaron”, ironizó. Y se mostró muy distante del gobierno de Carlos Menem. “Yo no hablaba con Menem”, respondía cuando le preguntaban sobre la relación de la Comisión con el Gobierno.
Además de dejar claro que las conclusiones de la Comisión eran “puramente indicativas”, Cristina remarcó que el menemismo hizo siempre oídos sordos a las recomendaciones de la Comisión, por eso fue necesario repetir muchas de ellas en los tres informes que se elaboraron: 1997, 1998 y 2001. En el último la ex presidenta hizo un dictamen en disidencia con sus colegas del Congreso, justamente por su desacuerdo con la investigación de Galeano.
“Apoyaban a Galeano a rajatabla porque no querían que la investigación se cayera”, señaló.

Inteligencia.
También se quejó del papel que jugaron los organismos de inteligencia. “Tenía la sensación de que ellos sabían desde antes que se iba a cometer el atentado, y la investigación trataba de ocultarlo”, contó. La ex presidenta relató que los integrantes de la Comisión se habían reunido con Hugo Anzorreguy y Jaime Stiusso en el marco de la investigación, pero prefirió no hablar de las internas del organismo durante la investigación. “Para mí hay solo una SIDE”, sintetizó. (Télam)