Cristina con una agenda de viajes cargada

En los dos primeros meses de 2009, la presidenta Cristina Fernández visitará Cuba, Venezuela, España, India y Corea, por ahora los únicos viajes de la jefa del Estado confirmados oficialmente para el nuevo año. El itinerario combina señales políticas con motivaciones comerciales. La jefa del Estado, que retomará su actividad oficial el lunes 5 de enero luego de pasar las fiestas de fin de año en familia en la Villa turística de El Calafate, partirá el próximo sábado 10 de enero hacia La Habana invitada por el actual presidente del Consejo de Estado y de Ministros, Raúl Castro. Fernández de Kirchner llegará a la isla en el marco de los festejos por los cincuenta años de la Revolución.
Fernández de Kirchner permanecerá en Cuba tres días y desde allí se dirigirá hacia Caracas para reunirse con su par Hugo Chávez y profundizar las buenas relaciones entre ambos países. La presidenta estará poco menos de 48 horas en territorio venezolano. La visita de la mandataria argentina por las dos naciones de América latina enfrentadas con los Estados Unidos coincidirá con las últimas jornadas de George W. Bush en la presidencia norteamericana.
Para el 2 de febrero está previsto que la presidenta viaje hacia la India en visita oficial. La nación asiática fue junto con China la principal protagonista del boom económico que atravesó los primeros años del siglo XXI. La crisis financiera desatada en los Estados Unidos cubrió de incertidumbre la economía mundial y, por tal motivo, los países emergentes aumentaron su interés en incrementar su intercambio comercial directo.
Desde la India, la presidenta se trasladará a Corea, un destino que se sumó a último momento en la gira. Corea es junto a Taiwán, Hong Kong y Singapur, uno de los “tigres asiáticos”, como se denominan a las cuatro naciones que en los últimos 30 años se industrializaron rápidamente y se convirtieron en fuertes exportadores y aportantes de capital.
La última etapa de los viajes presidenciales de enero y febrero será España, visita que se acordó con el presidente del gobierno ibérico, José Luis Rodríguez Zapatero durante el encuentro que ambos mantuvieron en Nueva York en setiembre último, en el marco de la Asamblea General de Naciones Unidas.
(DyN)