Cristina firmó el tratado constitutivo de Unasur

El organismo, entre sus objetivos, deberá fortalecer el “diálogo político”. Brasil propuso crear un Consejo de Defensa para prevenir crisis regionales, pero Colombia se negó. Aunque se acordó la creación de un grupo de estudio.
La presidenta Cristina Kirchner y otros once mandatarios de los países de Sudamérica firmaron ayer en Brasilia el Tratado Constitutivo que institucionaliza formalmente la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur), un nuevo espacio de concertación política regional. El Tratado, que aún deberá ser aprobado por los congresos nacionales para entrar en vigor, establece el objetivo de “fortalecer el diálogo político” y de formar un “espacio de concertación para reforzar la integración” en la región.
Además, pretende “construir una identidad y una ciudadanía sudamericanas”, ya que toma entre sus “principios rectores” la “democracia” y el “irrestricto respeto a la soberanía, integridad e inviolabilidad territorial de los estados”. La primera presidencia pro tempore le correspondió a la mandataria de Chile, Michelle Bachelet, una vez que el colombiano Alvaro Uribe no la aceptó. El presidente de Bolivia, Evo Morales, cedió el bastón al anfitrión brasileño Luiz Inacio Lula da Silva, y luego Bachelet asumió esa responsabilidad.
Otros países latinoamericanos y del Caribe podrán participar de la Unasur, inicialmente como miembros asociados.

Colombia.
Al abrir la Cumbre, Lula instó a la unidad de la región, que en los últimos meses fue escenario de enfrentamientos que opusieron a Colombia con sus vecinos Ecuador y Venezuela. “Los gobernantes de la región sabemos que los contenciosos actuales son pasajeros y que juntos somos más soberanos”, dijo Lula en una clara alusión a bajar el tono de los diferendos de Colombia con Ecuador y Venezuela, y a la necesidad de un diálogo entre las partes.
Brasil propuso crear un Consejo de Defensa para prevenir crisis regionales, iniciativa que obtuvo apoyo, salvo por parte de Colombia, afirmó el ministro brasileño de Defensa Nelson Jobim. Para articular ese organismo se acordó la creación de un grupo de estudio que analizará todas las posiciones al respecto y tendrá 90 días para adoptar una propuesta final.
“Chile aprueba y comparte la propuesta, pero una condición básica es trabajar sobre la unidad en la diversidad. Ese grupo de trabajo tendrá 90 días para revisar la propuesta y analizar las preocupaciones sobre el tema”, dijo Bachelet tras la reunión.
Para Bachelet, sin embargo, el hecho de que el Consejo de Defensa no haya conseguido consenso “no es un fracaso”. “Un fracaso habría sido que los presidentes se hayan negado a analizar esa propuesta. Creo que ese grupo de trabajo es un gran éxito”, afirmó.
Por su parte, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, se pronunció a favor de que ese Consejo se torne una realidad “de inmediato”, pese a las reservas de Colombia. “Desconozco si existe un consenso sobre el tema. Sé, en cambio, de la oposición de Colombia. Ecuador piensa que ese Consejo Sudamericano de Defensa debe marchar y tornarse realidad de inmediato”, dijo Correa, y agregó que “la integración debe marchar al ritmo de los más rápidos”.
La Unasur está formada por Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela. (NA)