Cristina inauguró otra turbina termoeléctrica en Campana

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner resaltó ayer el respaldo "económico financiero" conque cuenta actualmente el país, al inaugurar en Campana la segunda turbina de gas de la Central Termoeléctrica General Belgrano (CTGB), que incrementa a 560 megavatios su aporte al sistema de interconexión eléctrica (SADI).
La Presidenta advirtió que existen "dos Argentinas, una que trabaja y otra que sólo habla y se escucha a sí misma" e instó a la población a volcarse en favor de la primera alternativa y "apostar al país que necesitamos seguir construyendo". La mandataria aludió así a ciertos cuestionamientos surgidos contra la política de gobierno en algunos medios y para los que recomendó "dejarlos que sigan hablando".
Cristina dijo que Argentina "nunca tuvo un respaldo económico financiero" como el que posee actualmente, que permite "respaldar su circulante y los depósitos que están en los bancos en un cien por cien", al criticar las versiones que circularon la semana pasada en torno a una corrida bancaria y la posibilidad de un nuevo corralito financiero.

Prensa.
La Presidenta fustigó a quienes "escribieron en letras de molde" y los que realizaron "cadenas de e-mails diciendo que se venía el mundo abajo", para luego destacar la necesidad de continuar con "el esfuerzo cotidiano y de apostar a lo positivo".
La primera turbina a gas de la central de Campana fue inaugurada el 18 de marzo pasado con un aporte inicial de 272 megavatios (MW) al Sistema Argentino de Interconexión Nacional (SADI). Con la puesta en marcha de la segunda turbina la oferta trepa a los 560 megavatios.
En marzo de 2009, con la entrada en servicio de una tercera turbina, pero a vapor, esta central de ciclo combinado generará una potencia máxima de 823 megavatios.
El costo de construcción de la Central es de 600 millones de dólares de los que ya se pagaron 400 millones, es decir que se abonó el 67 por ciento de la obra. La ejecución e instalación de la central está a cargo de la firma cordobesa Electroingeniería, siendo los contratistas principales Siemens-Duro Felgueras-Seasa, y su operadora la española Endesa.

Plan.
Durante su discurso, el ministro de Planificación, Julio De Vido, destacó "la versatilidad" de la Central ya que tiene la posibilidad de funcionar tanto con gas natural como con gasoil. "Hoy opera con gas, cuando los picos de demanda del invierno lo requieran lo hará con gasoil", precisó.
De Vido hizo un repaso de las obras del Plan Energético Nacional anunciado en mayo de 2004 -de los que dijo que "se están cumpliendo en tiempo y forma"- y para el que se destinaron 57.000 millones de pesos. De éstos 4.000 millones corresponden a obras ejecutadas, 25.000 millones a obras en construcción y 28.000 para obras a iniciarse en breve, puntualizó el funcionario. De Vido también informó que en la primera quincena de junio entrará en servicio la primera turbina de Gas de la Central Termoeléctrica San Martín (CTSM) que se construye en la localidad de Timbues, en el sur de Santa Fe.

Ahorro.
El ministro hizo también hincapié en el Plan de Ahorro de Energía anunciado por la Presidenta en diciembre último al que ya adhirieron 45 municipios, y se entregaron más de un millón y medio de lámparas de bajo consumo y adelantó se importarán otros 5 millones desde Cuba antes de fin de año. "Ese programa ya dio resultados -dijo De Vido- pues permitió ahorrar unos 80 MW en el pico del consumo y otros 200 MW diarios en el verano, el equivalente a una de estas turbinas, cuya instalación ronda los 500 millones de dólares", destacó.
El ministro aseguró que uno de los objetivos del gobierno será la implementación de programas que tengan en cuenta pautas de "racionalización" en el consumo energético, para luego remarcar que "el sistema energético argentino está firme, está fuerte, está funcionando". Destacó que esto es el resultado del trabajo "de todo el gobierno, con el apoyo del capital privado y de los trabajadores del sector que hicieron el mayor esfuerzo para que esto fuera posible". (Télam)