Cristina pidió avanzar hacia acuerdo comercial con la UE

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner, en su calidad de jefa “pro tempore” del Mercosur, pidió ayer a la Unión Europea (UE) que acepte un “orden de integración a favor” del bloque de países en América del Sur, para avanzar hacia un eventual acuerdo comercial.
La Presidenta consideró que el “concepto de la admisión de las asimetrías”, relacionado con la aceptación de “situaciones de inequidad, de pobreza, son temas clave a la hora de lograr un acuerdo”, en una de sus dos alocuciones en la “minicumbre” de representantes de ambos grupos celebrada en Lima, Perú.
El encuentro, una extensión parcial de la V Cumbre de América Latina, el Caribe y la Unión Europea que finalizó el viernes último, concluyó con una “declaración conjunta de buenas intenciones” con miras a la próxima Ronda de Doha de la Organización Mundial del Comercio (OMC). Fuentes oficiales transmitieron fragmentos de las dos “intervenciones” discursivas de Fernández de Kirchner.

Encuentro.
Los voceros afirmaron que la jefa de Estado mantuvo una reunión bilateral con su par de Bolivia, Evo Morales, y otra con el primer ministro de los Países Bajos, Jean Peter Balkenende, antes y después de las dos alocuciones en la minicumbre.
Fernández de Kirchner remarcó en la minicumbre que “tiene que haber una comprensión política de las asimetrías existentes entre un espacio y otro” para avanzar hacia un eventual acuerdo comercial. “De la misma manera que cuando ustedes se integraron como Comunidad, los que estaban más favorecidos dentro de la propia Unión Europea aceptaron un orden de integración a favor de los que tenían asimetrías desfavorables que pudieran tener un lugar en el cual pudieran pensar”, comparó.
La jefa de Estado opinó que el “concepto de la admisión de las asimetrías, de la admisión de situaciones de inequidad, de pobreza, son temas clave a la hora de lograr un acuerdo, más allá de las condiciones técnicas y económicas”. “El grado de atraso, injusticia e inequidad que todavía existe, pese a que se ha mejorado, nos obliga a que cada uno valore lo que puede dar y lo que no puede dar”, sostuvo.
La Presidenta remarcó que “las reglas de juego, cuando nos sentemos a negociar, tienen que ser la comprensión del volumen, debilidad y fortaleza de cada sector”. “En todo lo que tengamos que discutir para llegar a un acuerdo entre la Comunidad Económica Europea y el Mercosur, también tenemos que contemplar las asimetrías de desarrollo entre ambos espacios”, dijo al concluir la primera intervención. El presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, expuso la posición del bloque de ese continente. En una de sus intervenciones, Durao Barroso advirtió que, “si no hay concesiones en el ámbito industrial, no será posible que los países de la UE den su visto bueno a reducciones en el ámbito agrícola, ni dentro de la OMC ni en el marco bilateral”. (DyN)