Cuadernos: Bonadío dejó libre al chofer “arrepentido”

TESTIGO PROTEGIDO

El ex chofer Oscar Centeno fue finalmente declarado “imputado colaborador” en la causa por los cuadernos con detalles sobre el presunto pago de coimas por la obra pública durante el kirchnerismo y recuperó su libertad dentro del régimen especial de protección de testigos, al tiempo que uno de los empresarios también podría seguir sus pasos.
Así lo resolvió a última hora del viernes el juez federal Claudio Bonadio, quien sin embargo rechazó los pedidos de excarcelación que plantearon empresarios y ex funcionarios involucrados en la investigación, en coincidencia con el dictamen del fiscal federal Carlos Stornelli, que se opuso a dejarlos en libertad.
Entre los que habían pedido su excarcelación estaban el ex titular de la Cámara Argentina de la Construcción Carlos Wagner; el presidente del Grupo Albanesi, Armando Loson; el ex presidente de Enarsa Walter Fagyas; el titular de Electroingeniería, Gerardo Ferreyra; y el vicepresidente de ese grupo empresario, Jorge Guillermo Neira.
Por su parte, Centeno fue nuevamente trasladado el viernes al Juzgado de Bonadio en los Tribunales de Comodoro Py para ampliar su indagatoria, luego de que el jueves asegurara ante la Justicia haber escrito los ocho cuadernos con detalles sobre el pago de coimas a funcionarios del kirchnerismo.
Luego de escucharlo, el magistrado homologó el acuerdo para declararlo “arrepentido”, por el cual existe un compromiso de aportar información “comprobable y verídica” a cambio de atenuar una futura condena.
De inmediato, Centeno recuperó la libertad y fue incorporado al Sistema de Protección de Testigos que funciona en el ámbito de la Secretaría de Justicia, luego de que expresara temor por la seguridad de su familia, por lo que fue alojado transitoriamente en un lugar reservado, indicaron fuentes judiciales.
El sistema se encuentra dirigido a testigos e imputados (colaboradores de justicia o arrepentidos) que hubieren realizado un “aporte trascendente” a una investigación judicial de competencia federal y que, como consecuencia de él, se encuentren en una situación de riesgo.
En Comodoro Py, además, Centeno se reunió con su defensor oficial Gustavo Kollmann, luego de que desplazara a su abogado original en esta causa: está acusado, junto a otros 35 imputados, como partícipe de una asociación ilícita que -según calificó el juez- fue encabezada por los ex presidentes Néstor y Cristina Kirchner
La investigación tiene como principal elemento de prueba el material que periodistas del diario La Nación le entregaron a la Justicia en abril pasado, que incluye copias de ocho cuadernos escritos por Centeno, donde detallaba el traslado de supuestos bolsos con dinero para coimas por la obra pública durante el kirchnerismo, aunque los originales aún no fueron encontrados.

Otros imputados.
El ex funcionario del Ministerio de Planificación Federal Fabián García Ramón y el empresario Juan Carlos De Goycochea se entregaron ante la Justicia y quedaron detenidos en el marco de la causa por supuestas coimas en la obra pública, con lo cual sólo quedaban dos prófugos.
García Ramón, ex director de Promoción de Energías Renovables y Eficiencia Energética, se presentó en horas de la mañana en el Juzgado Federal de Claudio Bonadio, en los tribunales de Comodoro Py 2002, donde quedó a disposición de la Justicia.
Luego, después de las 13.00, se entregó De Goycochea, ex autoridad de la sede en Argentina de Isolux Corsán, empresa con casa matriz en España a la que el Gobierno de Cristina Kirchner le adjudicó la construcción de la Usina Termoeléctrica de Río Turbio.
El empresario se presentó en los tribunales de Retiro luego de regresar a Buenos Aires de un viaje de esquí, precisó su defensa.
En tanto, por estas horas siguen prófugos el empresario Francisco Valenti, de la firma Pescarmona, y Oscar Thomas, ex director ejecutivo del Ente binacional de Yacyretá.

Allanamientos.
La Comisión de Asuntos Constitucionales del Senado se reunirá el próximo martes para considerar la autorización para allanar los domicilios y el despacho de la senadora del Frente para la Victoria Cristina Fernández que realizó el juez federal Claudio Bonadio, aunque el Bloque Justicialista presentará reparos.
Luego de que el magistrado enviara el último jueves un oficio a la Cámara alta para pedir autorización para allanar los tres domicilios y el despacho de la ex presidenta, el oficialismo buscó avanzar con celeridad en ese trámite, pero se topó con la resistencia del Bloque Justicialista.
Respondiendo a un pedido de la presidenta del Senado, Gabriela Michetti, el interbloque de Cambiemos quiso convocar a una sesión especial para el lunes o el martes con el fin de tratar la solicitud del juez.
Así lo dejaron trascender durante todo el viernes diversas fuentes de la bancada oficialista e incluso la senadora riojana Inés Brizuela y Doria se animó a anunciar en las redes sociales que lo tratarían el martes, pero con el correr de las horas esa posibilidad fue perdiendo fuerza.
El jefe del Bloque Justicialista, Miguel Pichetto, le informó al oficialismo que quería discutir el tema en la Comisión de Asuntos Constitucionales, antes de llevarlo al recinto.(NA)