“Cumplí directivas del Poder Nacional”

DECLARO EL EX SECRETARIO DEL TRANSPORTE RICARDO JAIME

El ex secretario de Transporte, Ricardo Jaime aseguró ayer haber cumplido con “expresas directivas” del fallecido presidente Néstor Kirchner para las compras de material ferroviario para el ramal Belgrano Cargas por las que está imputado y detenido.
“Cumplí directivas del Poder Ejecutivo Nacional, primero de Néstor Kirchner y después de Cristina Fernández de Kirchner”, resaltó el ex funcionario en su declaración de más de tres horas ante el juez Julián Ercolini, en la que no contestó preguntas pero hizo una extensa exposición sobre la operación.
Jaime aseguró que el acuerdo rubricado entonces por los presidente Kirchner y el español Rodriguez Zapatero se acordó el reemplazo del material rodante que funcionaba en el país, “de 50 y 60 años de antigüedad” por material rodante español con 20 años de uso.
Ello implicaría una modernización de vagones y locomotoras locales, y además el acuerdo preveía que el material debía ser reparado en Argentina “para reactivar los talleres ferroviarios” locales.
El juez federal le imputa malversación de fondo públicos por el presunto pago de sobreprecios en la compra de material ferroviario usado a España y Portugal en el año 2005 por algo más de 100 millones de euros en el años 2005.
Se trata de un delito con penas de hasta diez años de prisión, pero en los próximos diez días el juez debe resolver su situación procesal y en caso de procesarlo, resolver si será con prisión preventiva o en libertad.
Jaime se quejó por la detención, puesto que “siempre estuvo a derecho”, pero Ercolini tras la indagatoria ratificó su detención, fundamentada en su posibilidad de fuga a raíz de situación judicial, con tres condenas en causas por corrupción.
El juez ordenó que permaneciera en la Unidad Especial Investigaciones y Procedimientos Judiciales “Buenos Aires” de Gendarmería Nacional, vecina a los tribunales de Comodoro Py, para declarar ante otro dos jueces por otras causas.
A las 8 deberá presentarse ante el juez Sebastián Ramos y luego antes el juez Sebastián Casanello.

Ercolini.
Según Ercolini, en la compra de vagones para el Belgrano Cargas se registró una “desproporción exorbitante” entre los precios pagados y la calidad en relación a su calidad y funcionalidad real”, lo que “hace presumir que grandes sumas de dinero fueron sustraídas de la esfera de la administración pública por los funcionarios a quienes fueron confiada”.
“Le manifesté a Néstor Kirchner y Julio De Vido (el estado de los trenes), recibiendo expresas instrucciones de que tenga como prioridad avanzar en la compra para realizar las reparaciones en la Argentina”, subrayó el ex secretario de Transporte.
Esas reparaciones, aseguró, se realizaron en diversos talleres locales y el material fue usado por lo que negó que se tratara de chatarra carente de uso.
Previamente se había presentado ante el juez el ex asesor “ad honorem” de Jaime, Manuel Vázquez, también detenido desde el sábado, quien negó los cargos que el juez les leyó acusándolo por intervenir en la compra.
Según la justicia “ayudó a que el gobierno de Portugal y España se acercasen a la Argentina para ofrecer un plan de remodernización de desarrollo ferroviario”, pero Vázquez sostuvo que “jamás definió qué había comprar”.
También negó que haya sido asesor de la Secretaría de Transporte al sostener que “jamás tuve ni tarjeta, ni oficina ni teléfono, ni papeles, vinculados al Estado”.
“Lo que estaba claro es que por los dos países el material estaba fuera de circulación o estaba por quedar fuera de servicio o estaba dejando de prestar servicio en la red de ellos”, aseguró.
Jaime refrendó esa versión al sostener que de las conversaciones con funcionarios españoles quedó de manifiesto que la ferroviaria Renfe estaba a punto de dejar de utilizar los trenes que finalmente se compraron. (Télam)