Custodia en el subte

La Policía Metropolitana arrancó desde ayer a custodiar el subte, con el arribo de unos 600 efectivos que se sumaron a un grupo de vigiladores privados para contar con alrededor de mil hombres.
Según revelaron a NA fuentes oficiales de la administración macrista, los efectivos de la policía porteña se hicieron cargo de la seguridad en todas las estaciones, mientras que la idea es que los uniformados de la Federal permanezcan con el servicio de adicional que paga el Gobierno de la Ciudad para que custodien las boleterías y el premetro.
Como los domingos está cerrada por reformas la Línea “B”, la Policía Metropolitana dispuso reforzar la custodia con varios efectivos dentro de las formaciones, sobre todo en aquellas de mayor conflictividad en relación a la delincuencia, como la “C” que une Retiro con Constitución.
“Se dispuso que varios policías viajen en las formaciones porque la Línea “B” está cerrada los domingos, pero desde mañana (hoy) la vigilancia será en las estaciones”, reveló un vocero a Noticias Argentinas.
En varias ocasiones, el Gobierno nacional dispuso la salida de la Policía Federal del subte y más aún cuando ese servicio pasó a la órbita de la Ciudad, en enero del año pasado.
Los cruces surgieron porque en ese entonces la Policía Metropolitana necesitaba tiempo para incorporar a la fuerza a los egresados y finalmente la fecha decisiva fue la de ayer. (NA)