Decenas de evacuados y pueblos aislados

El intendente de Comodoro Rivadavia, Martín Buzzi, declaró ayer la “emergencia climática” en esa ciudad. La acumulación de nieve llegó hasta un metro en Esquel, por lo que se cortó el tránsito en varias rutas.
Evacuados, personas varadas en rutas, aislamiento de localidades y suspensiones temporarias de electricidad, fueron los resultados de un temporal de nieve y precipitaciones que cayeron ayer por la madrugada en la zona este de Chubut y en las regiones cordilleranas de esa provincia, Río Negro y Neuquén.
La fuerte nevada se sintió en la zona cordillerana de Chubut, donde localidades como Esquel quedaron aisladas por tierra, mientras que las intensas lluvias perjudicaron a Comodoro Rivadavia, en el este chubutense, ciudad en la cual se debió evacuar a unos 70 pobladores, informaron fuentes de Defensa Civil. La acumulación de nieve llegó a entre 90 centímetros y un metro en Esquel, por lo que se interrumpió el tránsito en las rutas nacionales 3 que une Comodoro Rivadavia con el norte de Chubut y las rutas 10, 25 y 26, que comunican a la región cordillerana con el resto de la provincia.
El temporal originó también cortes temporarios de energía eléctrica a raíz de la caída de postes de luz y la suspensión de clases por la mañana en algunos colegios, la mayoría de ellos en zonas rurales, al no poder trasladarse los docentes a los establecimientos.

Lluvias.
En Comodoro Rivadavia cayeron ayer 60 milímetros de agua, la mitad del promedio que llueve por año en esa zona, lo que causó la evacuación de 70 personas y el corte de la ruta 3 con unos 120 pasajeros que quedaron varados en la ruta en medio de la nieve. El intendente de Comodoro Rivadavia, Martín Buzzi, declaró la “emergencia climática” en esa ciudad a causa del temporal de nieve, lluvia y viento detectado en la madrugada de ayer.
El titular del Comité Ejecutivo de la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC), Elías Sapag, dijo que se temen desbordes del río Neuquén por las intensas precipitaciones caídas en las últimas horas con marcas que van de los 90 a los 120 milímetros. “Hasta el miércoles se espera que continúen las fuertes precipitaciones” dijo Sapag y agregó que los promedios diarios del caudal del río Neuquén variarían el miércoles por la noche entre 7.000 y 10.000 metros cúbicos por segundo. Sapag recomendó planificar la “evacuación total” del paraje Zauzal Bonito, de 380 habitantes, y disponer de una alarma especial para Añelo y El Chañar.

Nevada.
En horas de la tarde cesó el temporal de nieve en la región cordillerana por lo que se habilitaron en forma temporaria las rutas 25 y 26, aunque Defensa Civil de la provincia recomendó circular con suma precaución ya que la calzada está muy resbaladiza. A la noche, el Servicio Meteorológico prevé que vuelva a nevar en la región, por lo que Defensa Civil cortará otra vez el tránsito en esas rutas.
Una fuente de Defensa Civil de Chubut dijo que la apertura de las rutas en horas de la tarde se efectuó para liberar a los numerosos pasajeros que habían quedado varados en las terminales de ómnibus. En Esquel, al cesar la lluvia, volvió la ceniza volcánica del Chaitén, por lo que desde el municipio organizan operativos de limpieza, ya que el agua en contacto con la ceniza forma una pasta difícil de quitar.
En esta localidad del oeste del Chubut se autoevacuaron pobladores rurales ante la intensa nevada de la mañana, mientras se reavivan históricos reclamos de una mayor cantidad de leña a la provincia ya que la temperatura es de cero grado y se prevé que descienda aún más hoy.

Asistencia.
Por su parte, la municipalidad de Comodoro Rivadavia asistió con colchones, ropa y nylon para cubrir los techos a más de 630 familias que se vieron afectadas por la lluvia, sobre todo a las que viven en inmediaciones de las cuencas naturales por donde sale el agua hacia el mar.
El Servicio Meteorológico Nacional prevé que hoy vuelva a llover y a nevar en forma variada, mientras que las condiciones meteorológicas “mejorarán definitivamente el jueves, aunque las nevadas continuarán en forma intermitente en la zona cordillerana de Neuquén y Mendoza hasta el viernes próximo”. (Télam)