Declaró Amado Boudou por el caso Ciccone

El ex vicepresidente Amado Boudou insistió ayer en que no conoce a Alejandro Vandenbroele, quien para la Justicia es su testaferro, y mencionó al banquero Raúl Moneta como quien facilitó los fondos para levantar la quiebra de la imprenta Ciccone Calcográfica.
El ex funcionario kirchnerista está acusado de haber estado detrás del levantamiento de la quiebra de la imprenta que tenía capacidad para imprimir billetes y de su venta al fondo de inversión The Old Fund, que tenía como titular a Vandenbroele.
El también ex ministro de Economía pidió volver a hacer uso de la palabra en el juicio en su contra luego de que concluyeran las indagatorias de los demás imputados y comenzó su exposición aclarando que debía “defenderse” y que “no conocía”, ni conoce más allá de la causa penal, al hombre acusado de ser su testaferro.
“Es muy difícil poder probar ciento por ciento que no conozco a Vandenbroele. Uno esperaría que aparezca la foto o el video mío con él, algo que decían que estaba y nunca apareció”, sostuvo Boudou tras decir que en el proceso judicial se valoraron más las declaraciones que los documentos.
Al referirse al levantamiento de la quiebra de Ciccone Calcográfica, el ex funcionario sostuvo que “es fundamental que podamos dirimir de quién era la plata que fluyó”, y luego lamentó que la causa estuviera “diseccionada” y que la parte referida a la ruta del dinero todavía no hubiese llegado a juicio oral. (NA)