Defienden el aumento de las dietas

El vicepresidente Amado Boudou y el titular de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, defendieron ayer el aumento de casi el 22 por ciento en las dietas de los diputados y senadores nacionales, pero en la oposición hubo opiniones divididas.
Mientras el oficialismo aseguró que el aumento del 21,8 por ciento fue acordado por todos los bloques el año pasado pero recién se hizo efectivo en enero, algunos diputados opositores buscaron despegarse del asunto y dijeron que no fueron consultados.La polémica se suscitó porque la suba de casi el 22 por ciento -que eleva el sueldo bruto de un legislador a 46.382 pesos- está por encima del techo del 20 por ciento que la Casa Rosada sugirió para las paritarias de este año.
En declaraciones radiales, Boudou aseguró que “esta suba es la de junio del año pasado” pero “en consenso con todas las fuerzas políticas se resolvió posponerlo hasta enero”, debido a que ya se había dado una reorganización salarial en 2012.
En efecto, en diciembre de 2011 una resolución firmada por Boudou y Domínguez había dispuesto un aumento de casi el 100 por ciento en las dietas de los legisladores, al establecer que el ingreso de un diputado o un senador debía ser un 20 por ciento superior al de un director de máxima categoría del Congreso.
Por su parte, Domínguez también defendió el aumento e indicó: “Lo concreto es que un legislador cobra cerca a los 32 o 33 mil pesos en mano porque nos aplica de lleno el impuesto a las ganancias”
El titular de la Cámara baja afirmó que “este es un tema que se resolvió el año pasado, que fue público y que fue notificado”. En la oposición, en cambio, se exhibieron diferencias. (NA)