Denuncia en las cárceles

La Procuraduría de Violencia Institucional (Procuvin), a través de su Área de Encierro, relevó los padecimientos de las personas privadas de su libertad en establecimientos carcelarios federales en las cincuenta inspecciones realizadas entre abril de 2013 y agosto de este año. Ante la gravedad de los casos interpuso recursos de amparo, hábeas corpus individuales y colectivos y denuncias penales.
“A través de las inspecciones realizadas se verificaron una multiplicidad de situaciones que configuran graves violaciones a los derechos humanos de las personas privadas de su libertad”, señala el informe del organismo dirigido por el fiscal Abel Córdoba.
De las 412 intervenciones que derivaron de la violación a los derechos de los detenidos, la mitad se originó en las inspecciones, en las irregularidades que pudieron constatar los propios inspectores, mientras que el resto fue a partir de denuncias presenciales y telefónicas, y también por correo electrónico.
Tras las inspecciones se formularon informes a los jueces, defensores y fiscales a cuya disposición se encuentran las personas detenidas y entrevistadas; se presentaron hábeas corpus individuales y colectivos; se formularon denuncias penales ante la comisión de delitos constatados; y se interpusieron acciones de amparo por la obstrucción de acceso a un centro de detención. (NA)