Denuncian por amenazas a Jefe de Policía

El Jefe de la Policía de la provincia de Córdoba, Roberto Frías, fue denunciado por amenazar de muerte a un comisario retirado que investiga el asesinato de su padre, ocurrido en 1976, y que se encuentra en el programa de Protección a Testigos de delitos de lesa humanidad.
“Seguí con esta actitud y vas a tener el mismo fin que tu papá”, amenazó Frías según la denuncia realizada por el comisario retirado Julio Giménez, quien además aseguró en el diario Tiempo Argentino: “El gobernador (Juan Manuel de la Sota) está al tanto de todo y es responsable de mi seguridad”.
Giménez, quien se encuentra dentro del Programa de Protección a testigos de delitos de lesa humanidad por sus denuncias contra el accionar de la Dirección de Inteligencia Provincial, relató: “Una hora después de la designación de Frías (el 28 de diciembre de 2012), iba en mi auto con mi esposa y mi hijo de 9 años, cuando dos motos policiales comenzaron a seguirnos y uno de los motociclistas interceptó el auto y me obligó a detenerme”.
“Bajé para preguntar qué sucedía -siguió su relato-, pero la moto arrancó súbitamente en contramano y se perdió en el barrio. Esa fue la gota que rebasó el vaso, no pueden meterse con mi familia”.
Y concluyó: “Como no logré comunicarme con el programa de protección de testigos, el 2 de enero fui a la justicia federal”.
La primera denuncia de Giménez, según contó, data de 2009: “Ese año, Frías era director general de la Departamental Sur, me mandó a citar y me dijo que me iba a trasladar a Córdoba. Yo le dije que me perjudicaba, pero él insistió e inclusive amenazó con pasarme a retiro por investigar al D2, que es la responsable del asesinato de mi padre (el gremialista Alberto `El Oso` Giménez) en 1976”.
“Fue ahí que me dijo: ‘Seguí con esta actitud y vas a tener el mismo fin que tu papá'”, completó.
Giménez radicó la denuncia sobre las amenazas de muerte de Ramón Frías en 2009 en la Fiscalía Federal Nº 2, a cargo de Gustavo Vidal Lascano. “El fiscal no hizo nada en dos años para investigar, por eso lo denunciamos con mi abogado, Hugo Vaca Narvaja, ante el entonces procurador general, Esteban Righi”. (Télam)