Desestimaron la denuncia contra Abbona

El juez federal Sebastián Casanello desestimó “por inexistencia de delito” la denuncia que el fiscal de Cámara, Germán Moldes, había entablado contra la Procuradora General del Tesoro, Angelina Abbona, a raíz del escrito que presentó para refutar la imputación del fallecido fiscal federal Alberto Nisman contra la presidenta Cristina Fernández en la causa AMIA.
En una resolución Casanello afirmó que “puede gustar o no la presentación (de Abbona), puede ser considerada inoportuna, sin mérito o inconveniente, pero de ningún modo puede negarse que refleja un interés administrativo, o, por la inversa, afirmarse que refleja un aprovechamiento privado -particular- de los trabajos y servicios del Estado”.
El magistrado justificó la intervención de la Procuración del Tesoro al sostener que es “harto difícil sostener que no hubo un interés estatal en el resultado del juicio cuando la denuncia que le dio inicio vinculó a las más altas autoridades del gobierno nacional argentino en un supuesto nuevo encubrimiento del atentado a la Asociación Mutual Israelita Argentina”.
En ese sentido, añadió que “las vinculó reparando en sus actos de gobierno, específicamente previstos en la Constitución Nacional”, y enfatizó que “creo necesario insistir en este punto porque mal puede concebirse la presentación de la Procuradora del Tesoro como si se tratase de un escrito presentado en un expediente iniciado por un accidente de tránsito”.

Denuncia.
Moldes había afirmado que se dilapidaron bienes y esfuerzo del Estado para la protección de intereses particulares de la jefa del Estado y los otros imputados, pero el magistrado desbarató esos argumentos sosteniendo que “todo lo que había detrás eran actos de personas físicas pero bien sabemos que esos actos, por provenir de funcionarios públicos en ejercicio de sus cargos, generaron la responsabilidad del Estado”.
“El escrito del Doctor Moldes no dice nada de esto y omite toda referencia a las dimensiones de la denuncia formulada por Nisman, es decir, la finalidad administrativa y pública, de la presentación de la Procuración del Tesoro”, subraya Casanello. (Télam)