Detenido pidió un juicio justo

DIFUNDIERON UN AUDIO DE IBAR PEREZ CORRADI

Ibar Pérez Corradi, detenido en Paraguay tras permanecer cuatro años prófugo por el triple crimen de General Rodríguez, aseguró ayer que no está “negociando nada” por su extradición a la Argentina y pidió tener un “juicio justo”, que se evalúen pruebas y que pueda carearse con otros testigos.
Según uno de sus abogados, Juan José Ribelli, se trata de una nota de voz en la cual Pérez Corradi (38) dijo que se negó “a la extradición directa, al trámite abreviado de extradición, hasta que tenga garantías de un juicio justo y las garantías de seguridad” para él y para su familia.
“Hola, soy Ibar Pérez Corradi, estoy detenido en este momento en Paraguay”, comenzó el audio difundido ayer a la mañana por radio Mitre.
En esa grabación, el detenido dijo que antes de que se formalice su extradición a nuestro país tiene que “solucionar unos temas” en Asunción relacionados al reconocimiento formal de los dos hijos -una niña de tres años y un bebé de cuatro meses- que tiene con su actual pareja de nacionalidad paraguaya, Gladys Delgado Brítez.
“Estoy esperando solucionar esos temas para que venga mi abogado con las garantías escritas, firmadas por el gobierno argentino, para volverme con él a Argentina directamente”, explicó Pérez Corradi.
El acusado de ser el autor intelectual del triple crimen de Sebastián Forza (34), Damián Ferrón (37) y Leopoldo Bina (35), hallados asesinados a balazos en agosto de 2008, en un zanjón de la localidad bonaerense General Rodríguez, aclaró que no está “pidiendo ninguna absolución” y que no está “negociando nada” para ser extraditado.
“Yo lo que estoy diciendo es tener las garantías de poder ir a un juicio justo, de que se evalúen las pruebas, de que se tomen en cuenta las declaraciones de los testigos, tener posibilidad de careo con los testigos”, indicó Pérez Corradi.
En el audio, el acusado también pidió “que se tomen en cuenta las conductas y todos los hechos delictivos que se les perdonaron a los testigos para que declaren en contra” suyo y quiénes “los apretaron” para que así lo hicieran.
“(…) que tomen en cuenta las denuncias de distintos testigos, que la fiscalía los amenazó y apretó para que cambien su declaración, y entonces poder realmente ver qué es lo que pasó con el triple crimen”, sostuvo.

Audiencia.
Por otra parte, el fiscal José Morínigo, de la Unidad 7 de la Sede 1 de la Fiscalía de Asunción, aseguró que en la jornada de ayer se formalizó, a través de la Cancillería de Paraguay, el pedido a la Justicia argentina para que respalde con toda la documentación necesaria el pedido de extradición, proceso que podría demorarse al menos 45 días.
“Se hizo la audiencia de extradición y Pérez Corradi manifestó que no estaba de acuerdo con la extradición en esos términos porque, a su criterio, los juzgados que lo requerían no eran los que tienen la causa en la actualidad. Específicamente dijo que el juzgado de Garantías de Mercedes, que figuraba en los papeles, ya no tenía en su poder la investigación que lo involucra”, dijo el fiscal.
Por ese motivo, el Juzgado Penal de Garantía 12 de Asunción, a cargo de Julián López. comenzó con el trámite formal que se sigue en todo juicio de extradición, según “lo establecido en el Artículo 10 del Tratado Bilateral de extradición entre Paraguay y Argentina”.
En ese sentido, la Justicia argentina deberá enviar copias de los autos de procesamiento, de la tipificación de los delitos que se le imputan y toda la información necesaria para la identificación del detenido.
Los tres pedidos de extradición argentinos pertenecen a la jueza federal María Servini de Cubría, a cargo de la causa por el triple crimen; al Penal Económico Rafael Caputo, que imputa a Pérez Corradi de haber traficado efedrina y a Sebastián Casanello, quien lo investiga por lavado de dinero. (Télam)

Compartir