Detienen al padre como presunto autor del crimen

Un joven de 26 años fue detenido acusado del crimen de su hija de tres años, quien estaba desaparecida desde el miércoles y el viernes fue encontrada degollada y con signos de abuso sexual en un campo de la localidad rionegrina de Chimpay, informaron fuentes policiales.
Se trata de Carlos Antonio Juárez, padre de una pequeña llamada Sofía, quien estaba internado en el Hospital de Choele Choel por un intento de suicidio presuntamente relacionado con el homicidio, pero tras la imputación quedó alojado en la comisaría de Chimpay. Los voceros explicaron que Juárez salió de su casa el miércoles a la tarde rumbo a un local de videojuegos de la zona, junto a su hija, y que pasadas las tres de la madrugada regresó a su casa solo.
Entonces, la madre de la nena denunció la desaparición de la chiquita ante la Policía y que su pareja había intentado suicidarse, aunque antes el hombre dijo que la pequeña estaba con una familia amiga de la ciudad de Regina. Desde entonces, se montó un amplio operativo de búsqueda en la zona, que incluyó a unos 70 efectivos entre policías, gendarmes, bomberos y cuatro perros especializados en rastreos.

Hallazgo.
En la tarde del viernes, el cuerpo de la nena fue hallado semienterrado entre pastizales, a unos 200 metros de la ruta nacional 22, al costado de un importante establecimiento frutícula de Chimpay. “La nena estaba totalmente desnuda y tenía un corte profundo en el cuello. El cuerpo estaba en un canal que hay al costado de un campo de plantación de cítricos y que da con unas vías ferroviarias”, señaló una fuente.
Por su parte, el fiscal Miguel Angel Flores explicó que a 200 metros de allí, previamente, habían hallado pisadas así como ropa quemada de la víctima, la cual se incendió con la presunta intención de borrar posibles rastros. “Por eso creemos que además de haber sido asesinada, la nena puede haber sido víctima de abuso”, agregó Flores, aunque aún resta conocer el resultado de la autopsia.

Cuchillo.
Para el homicidio, se cree que se utilizó un cuchillo, pero hasta ayer la Policía no había podido encontrarlo. Un jefe policial que participó del operativo explicó que el rastrillaje fue muy minucioso, con un hombre cada tres metros, a fin de poder revisar todos los rincones de los campos y chacras, de amplias hectáreas.
La búsqueda de la nena en el sector donde luego fue hallada se inició a partir del llamado a la Policía de un chofer de un micro de larga distancia que pasó por el lugar y observó a un hombre caminando por ese camino de manera sospechosa. Por la descripción, todo indicaba que se trataba de Juárez, cuya detención fue ordenada por el fiscal Flores y la jueza María Bosco tras el hallazgo del cadáver. Durante el fin de semana, el acusado permanecerá alojado en la comisaría de Chimpay y se espera que el lunes sea indagado como principal sospechoso del crimen. (Télam)