Detuvieron a una cocinera

ACUSADA DE ENCUBRIR ABUSOS SEXUALES

La cocinera del instituto para niños hipoacúsicos Antonio Próvolo, donde hace más de un año se denunciaron casos de abusos sexuales a menores de edad, fue detenida y será trasladada ayer a la cárcel de Mendoza imputada como “partícipe primaria en abuso sexual agravado”, informaron.
Se trata de Noemí Paz, de 59 años, quien era buscada por la policía y fue detenida ayer por efectivos de la División de Delitos Sexuales.
“Tras ser imputada como “partícipe primaria en abuso sexual agravado” fue trasladada ayer a la cárcel de mujeres del Borbollón”, indicaron las fuentes.
Según se informó desde la fiscalía, Paz cometió el delito que se le imputa por omisión, ya que a pesar de estar al tanto de los vejámenes que ocurrieron dentro del colegio de Luján de Cuyo nunca los denunció.
La causa por abusos a chicos sordos e hipoacúsicos en el Próvolo ya tiene 15 imputados, y a tres de ellos se les concedió la prisión domiciliaria: el cura italiano Corradi, de 82 años, la monja japonesa Kosaka Kumiko, de 42, y la ex representante legal Graciela Pascual.
Por la misma acusación continúan en prisión el cura Horacio Corbacho (56), el monaguillo Jorge Bordón (50), el jardinero Armando Gómez (46) y José Luis Ojeda (41), empleado del Próvolo.
A los 4 alojados en cárceles y a los 3 que cumplen prisión domiciliaria se suman otros 8 ex empleados en el listado de imputados (entre ellos la también monja Asunción Martínez y 4 ex directoras del Próvolo).
De acuerdo al fiscal Gustavo Stroppiana, la ex cocinera que era buscada por la justicia se mantuvo “reacia” al momento de declarar acerca de los delitos cometidos por los curas, las monjas y los empleados en el instituto mendocino. (Télam)