Dictamen favorable

CONTRA LOS DESALOJOS DE ABORIGENES

En medio de una protesta de organizaciones de pueblos indígenas que se concentró en la puerta del Congreso, un plenario de la Cámara de Diputados dio ayer dictamen favorable al proyecto de ley que prorroga por cuatro años la suspensión de los desalojos de tierras donde habitan comunidades originarias.
En paralelo a la reunión conjunta de las comisiones de Legislación Penal; Presupuesto y Hacienda; y Población y Desarrollo Humano, los representantes de pueblos originarios presentaron un petitorio en el que exigieron que la iniciativa sea tratada en sesión antes de las elecciones del próximo 22 de octubre.
En el Senado, la iniciativa que prorroga los efectos de la ley 26160 fue aprobada por unanimidad el 27 de septiembre pasado, pese a los intentos previos del oficialismo por acotar el plazo de extensión a dos años.
La normativa fue sancionada en 2006 y estableció la suspensión por cuatro años de los desalojos, hasta que se terminara el relevamiento catastral de las tierras que históricamente ocupan los pueblos originarios, pero esa tarea nunca culminó.
Ante esa demora, los efectos de la norma fueron prorrogados por cuatro años más en dos oportunidades y vencían el 23 de noviembre próximo, lo que obligó al Congreso a fijar una nueva extensión del plazo en medio del escándalo por la desaparición del joven Santiago Maldonado tras participar de una protesta sobre la ruta 40 de la comunidad Pu Lof en Chubut.
Según un informe del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas, hay 1.532 comunidades identificadas en el Programa Nacional de Relevamiento Territorial Indígena, pero sólo 459 tienen el relevamiento completado.
La diputada del Movimiento Evita Lucila De Ponti recordó el reconocimiento constitucional de la “preexistencia” ancestral de los pueblos originarias y su derecho a la propiedad comunitaria. (NA)