Diputados aprobó el desafuero a De Vido

UNA SESION SIN VOTOS EN CONTRA Y CON LA AUSENCIA DEL FRENTE PARA LA VICTORIA

La Cámara de Diputados aprobó con 176 votos a favor y ninguno en contra el desafuero solicitado por dos jueces contra el ex ministro Julio De Vido, en una sesión especial en la que destacó la ausencia de la gran mayoría de los legisladores del Frente para la Victoria y del Movimiento Evita, lo que dio paso a la inmediata detención del ex funcionario.
Por primera vez desde la restauración de la democracia, en 1983, se aprobó la quita de fueros a un legislador por hechos de corrupción, presuntamente cometidos durante el desempeño de De Vido como uno de los hombres más poderosos del kirchnerismo durante doce años.
El desafuero de De Vido, que se votó en una corta sesión especial, cosechó el respaldo de Cambiemos, seis diputados del FPV, bloque Justicialista, Frente Renovador, Frente de la Concordia de Misiones, Compromiso Federal-que responde a los hermanos Rodríguez Saa-, Libres del Sur, Gen, Socialistas y el Frente de Trabajadores de Izquierda.
De hecho, la quita de fueros reunió 176 votos, con lo cual superó por cuatro votos los 172 sufragios que se hubieran exigido si hubiesen estado los 257 miembros del cuerpo. La sesión especial tuvo como dato distintivo la decisión de kirchnerismo de ausentarse y no dar pelea para defender a su ex ministro.
Pese a la decisión del bloque, hubo seis diputados que votaron a favor del desafuero: los sanjuaninos Alberto Tovares y Sandra Castro, la chubutense Ana María Llanos, la tucumana Miriam Gallardo, y los rionegrinos María Emilia Soria y Luis María Bardeggia.
Solo hubo una abstención, que correspondió al legislador de Forja, Juan Manuel Pereyra, un ex aliado del kirchnerismo que ahora está más cerca del gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti.
De Vido perdió los fueros a pedido de los jueces federales Luis Rodríguez y Claudio Bonadio por las causas que investigan una malversación de fondos en la administración de la mina de Río Turbio y sobreprecios por casi 7 mil millones de dólares en la compra de gas licuado.

Sesión corta.
La sesión tuvo un rápido trámite, ya que solo se extendió por dos horas y media. El debate fue cerrado con un discurso del jefe del interbloque Cambiemos, Mario Negri, quien dijo que “no estábamos haciendo politiquería ni estábamos contra la Constitución -cuando propusieron la expulsión” y recordó que cuando se propuso esa medida De Vido “tenía seis procesamientos”.
“Ahora solo vamos a cumplir con nuestra obligación que es quitarle los fueros para que esté a disposición de la Justicia como un ciudadano más, sin privilegios”, agregó, y también destacó la postura asumida por Elisa Carrió en 2007, cuando renunció a su banca ante la denuncia que le había presentado De Vido.
El debate fue abierto por el titular de la comisión de Asuntos Constitucionales, Pablo Tonelli (PRO), quien aseguró que los jueces pidieron el desafuero porque consideraron que es “indispensable” poner en prisión a De Vido para evitar que “obstaculice” la investigaciones que se llevan adelante en las causas de Río Turbio y la importación de gas licuado”.

FPV
Desde el FPV-PJ, la diputada de Río Negro, María Emilia Soria, que ya había adelantado su posición a favor de votar por el desafuero, a diferencia del resto de su bancada, respaldó el pedido de la justicia, al sostener que se ajusta a la Constitución, aunque denunció que se trata de “una maniobra” de distracción por parte del oficialismo.
Al fundamentar su decisión, la diputada rionegrina recordó que en julio pasado, cuando se debatió la expulsión del ex ministro, había dicho que no había un pedido de la Justicia, y que sí llegó ahora; en cualquier caso agradeció a sus compañeros de bancada por haber respetado su decisión: “Nací en una casa peronista y aprendí a no renunciar a mis principios y a dar siempre la cara”.

Otros bloques.
Desde el Frente Renovador, la massista Graciela Camaño anticipó su respaldo al desafuero de De Vido y rechazó que el ex ministro de Planificación haya querido “utilizar el Parlamento para su defensa”, a la vez que se pronunció a favor de encarar una reforma a la ley de fueros porque “es deficiente”.
También, por el socialismo, Alicia Ciciliani adelantó que esa bancada acompañaría el desafuero de De Vido y sostuvo que se trata de “una oportunidad de iniciar un sendero de reencuentro entre la dirigencia política, sus representantes y la sociedad”, al tiempo que se mostró a
favor de que la Cámara “no use los fueros para el privilegio”.
En esa misma línea, la diputada del GEN Margarita Stolbizer respaldó el desafuero y sostuvo que “la Cámara tiene la obligación de tener una actitud proactiva en defensa de ese papel político institucional que tenemos frente a quiénes representamos”, al destacar la necesidad de “reconstruir el prestigio que tiene que tener una cámara de representantes”.
En tanto, el diputado del Frente de Izquierda Juan Carlos Giordano se mostró a favor de que “el “corrupto y mafioso de De Vido vaya a la cárcel”, al advertir que “los fueros son para apoyar una lucha”. (Télam)