Diputados cambió proyecto

EXPECTATIVA POR REBAJA DE COMISIONES EN LAS TARJETAS

En un debate del que participaron cámaras del comercio y del sector financiero, la comisión de Legislación General de la Cámara de Diputados no pudo emitir dictamen del proyecto que apunta a bajar las comisiones que perciben las tarjetas de crédito en las compras financiadas.
Ante esta situación, se convocó a una nueva reunión conjunta con la comisión de Finanzas para el martes que viene y donde se impondría un proyecto alternativo impulsado por Cambiemos que introduce modificaciones respecto del original.
Durante la reunión informativa del miércoles, el presidente de la comisión de Legislación General, Daniel Lipovetsky, tomó nota de las preocupaciones del sector financiero y presentó ayer junto a Eduardo Amadeo una propuesta que busca un “punto medio”.
Esta iniciativa busca encontrar un punto intermedio entre el proyecto original de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) y las pretensiones de los bancos de continuar con el esquema vigente (aranceles del 3 por ciento para transacciones con tarjetas de crédito y 1,5 por ciento con tarjetas de débito).
La propuesta que el oficialismo pondrá a consideración del plenario de comisiones del martes, que modifica el artículo 15 de la Ley 25065, propone la reducción al 2 por ciento de los aranceles de las tarjetas de crédito y del 1 por ciento para las operaciones concretadas con tarjetas de débito.
El proyecto de ley que el Senado había aprobado por unanimidad planteaba la reducción de las comisiones que los bancos cobran a los comercios por las transacciones realizadas con tarjetas de crédito al 1,5 por ciento, y la anulación total del arancel para las operaciones con débito.
Si prosperan las modificaciones en los aranceles que propone Cambiemos, el proyecto tendría que volver al Senado para su definitiva sanción.

Cambios.
Una vez finalizada la reunión, Lipovestky recalcó que “las comisiones son altas respecto del resto del mundo”, pero aclaró que “la ley de tarjetas de crédito no se modifica hace diez años”.
En este sentido, se estipulará que el Banco Central tenga la responsabilidad de intervenir en el mercado para combatir el monopolio del “mercado adquirente”, dado que, según informó el diputado macrista, el 60 por ciento está en manos de Prisma S.A.
Otra modificación que introduce el proyecto de Lipovetsky y Amadeo es que en las ventas con tarjetas de crédito, el comerciante pueda agregar al precio final el costo de las comisiones, de forma tal de “no perjudicar al consumidor que paga en efectivo”, que estaría exento de dicha comisión.

Debate.
En la ronda de exposiciones de invitados a la comisión, el responsable de Legales y Relaciones Instituciones de la Secretaría de Comercio (autoridad de aplicación de la norma), José Ignacio García Hamilton, sentó la posición en contrario del Poder Ejecutivo al proyecto que viene del Senado.
Sostuvo que el mercado de tarjetas de créditos tiene un problema de competencia y que esta iniciativa implicaría una “barrera de ingreso para cualquier otro competidor”.
El presidente de la CAME, Osvaldo Cornide, solicitó a los diputados a que den “prioridad” a la iniciativa para que pueda sancionarse antes de fin de año, aunque se mostró abierto a “apoyar” posibles cambios al proyecto votado en el Senado.
“Somos partidarios del consenso y, fuera de todo partidismo, aceptamos cualquier modificación que mejore la ley”, aseguró. (NA)

Compartir