Inicio El Pais Diputados se negaron a tratar la ESI

Diputados se negaron a tratar la ESI

LA IGLESIA PRESIONO PARA QUE LA MODIFICACION DE LA LEY NO SEA TRATADA EN EL CONGRESO

Argentina no tendrá por ahora una ley de Educación Sexual Integral (ESI) que se lleve a cabo en las instituciones educativas. O mejor dicho, dicha Ley (que no se aplica) no sufrirá cambios ni se tratará al menos este año (2019) porque en Diputados, por convicciones propia y presiones de la Iglesia Católica se negaron a darle debate.
71 diputados votaron en contra, 75 prefirieron ausentarse al momento de la votación y otros 3 se abstuvieron. Al igual que el aborto, la ESI es un tema que genera mucha polémica. Incluso, en el Congreso de la Nación responsabilizan a «los celestes» de bloquear el tratamiento de esta Ley, que por ahora, no podrá ser.
La Iglesia católica por supuesto, tiene su mérito en todo este lío, que desde que se enteró que el proyecto de Ley de educación sexual integral iba a ser tratado en el parlamento, mostró públicamente su rechazo a los posibles cambios que experimente dicha normativa. Con comunicado incluido y con llamados al mismísimo Presidente de la nación, el Episcopado pidió enfáticamente que la ley de ESI tenga un tratamiento especial, que respete las libertades religiosas y de consciencia.

Diputados.
Con toda la Iglesia católica en contra y «los celestes» apoyando algunas posturas de los religiosos, en el Congreso de la Nación no se pudo dar el debate sobre una Ley de Educación Sexual Integral. Por qué, porque nada más y nada menos que 71 diputados han votado en contra. La mayoría de ellos pertenecen al PRO, le siguen en mayoría los legisladores de la UCR y también, para sorpresa de algunos, hubo unos cuantos votos en contra del Frente para la Victoria/ PJ.
Además, otros prefirieron ausentarse al momento de la votación, para que su negativa ante este tema se viera un poco más sutil. Cuántos fueron: 75 legisladores. Una de ellas, Elisa Carrió. Así las cosas, un total de 146 diputados fueron parte de esta «traba» para que no sea tratada una nueva ley de ESI, que lo que busca es garantizar que todos los alumnos reciban educación sexual integral de manera obligatoria, cosa que los religiosos y conservadores rechazan.

No implementan la ley.
Curiosamente, la ESI ya es ley, desde hace al menos 13 años, pero en la actualidad la normativa no se cumple. ¿Por qué se opone la mayoría? Porque interpretan que la reforma busca entre otras cosas, «imponer la ideología de género». «Todos los estudiantes tienen derecho a recibir educación sexual integral, respetuosa de la diversidad sexual y de género, con carácter formativo, basada en conocimientos científicos y laicos», dice uno de los artículos de la Ley.
En ese contexto, la Comisión Episcopal Argentina (CEA) publicó un documento antes de la sesión fallida en diputados. El miércoles 20 al medio día, la Iglesia católica advirtió a diputados que: «se debe respetar la libertad religiosa de las instituciones y la libertad de conciencia». Y en otro tramo agregaron que es muy importante que los chicos y chicas «reciban en la escuela un mensaje coherente, alineado, complementario, respecto de aquel que reciben en el hogar».
Además hicieron énfasis en que «la educación sexual integral debe respetar la libertad religiosa de las instituciones, y la libertad de conciencia, derecho sagrado e inalienable que debe ser siempre custodiado». «Hoy no pudo ser. Pero más temprano que tarde tendremos nueva ley de #ESI en Argentina. Sobran razones para sancionarla. A 30 años de la Convención de los Derechos del Niño, las provincias y escuelas que la incumplen deben entender que los derechos no son optativos; se garantizan», escribió la diputada nacional Carla Carrizo en sus redes sociales.

Maquieyra votó en contra.
El diputado nacional por La Pampa, Martín Maquieyra (Cambiemos), fue uno de los legisladores que se opuso el pasado jueves en la sesión de la Cámara baja a la propuesta de José Riccardo (UCR) para incorporar al temario de la sesión la iniciativa para garantizar el cumplimiento de la Educación Sexual Integral (ESI) en todo el país.
Si bien el proyecto contaba con dictamen favorable, a la hora de la votación no se logró la mayoría necesaria. Se requerían tres cuartos de los votos, y el resultado fue 107 afirmativos, 71 negativos y tres abstenciones. Hubo además 75 ausentes. La mayoría de los diputados que rechazaron la moción de Riccardo se habían opuesto también a la aprobación del aborto legal el año pasado, informó el sitio El Parlamentario. (Urgente24.com)