Diputados aprobó creación del Anmac

ACEPTARON A PARRILLI COMO DIRECTOR GENERAL DE LA AFI

La Cámara de Diputados dio media sanción ayer al proyecto que crea la Agencia Nacional de Materiales Controlados (Anmac), en reemplazo del Registro Nacional de Armas (Renar), con el objetivo de darle mayor presencia estatal a la fiscalización y control de la tenencia y portación de armas de fuego.
La iniciativa recibió el respaldo mayoritario de los bloques, con 182 votos afirmativos, dos abstenciones y uno sólo negativo.
El proyecto resumió los lineamientos impulsados por el ex legislador y actual secretario general de la Presidencia, Eduardo “Wado” de Pedro; de la kirchnerista María del Carmen Bianchi (FPV); del dirigente de la Coalición Cívica Pablo Javkin (CC) y de la candidata a presidente Margarita Stolbizer.
El texto establece que la agencia que reemplazará al Renar será un organismo descentralizado y autárquico en el ámbito del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación y estará a cargo de un director ejecutivo con rango y jerarquía de subsecretario de Estado, designado por el Poder Ejecutivo nacional.
La idea es que el nuevo organismo no esté solo a cargo del registro de armas, sino también de la activa participación en el diseño e implementación de políticas de prevención de la violencia armada; la agilización del proceso judicial para destruir las armas rápidamente y el establecimiento de mayores requisitos para quienes soliciten la autorización para ser legítimos usuarios.
Con la puesta en marcha de la Anmac, se busca que el Estado nacional cuente con un organismo que permita institucionalizar las políticas de control de armas y que aporte a la elaboración de estadísticas e informes sobre circulación de armas legales e ilegales.
“Es imperioso crear esta nueva institucionalidad; no se trata sólo de pasar de un organismo a otro, sino de acompañar institucionalmente una política exitosa del gobierno”, declaró Bianchi, quien destacó además que la iniciativa fue acompañada por todas las fuerzas políticas.

Parrilli.
Por otra parte, el Senado de la Nación brindó su acuerdo para designar formalmente a Oscar Parrilli como director general de la flamante Agencia Federal de Inteligencia (AFI), y a Juan Martín Mena como subdirector de ese mismo organismo.
El acuerdo fue votado a favor por el Frente para la Victoria y un sector del peronismo disidente, mientras que el resto de la oposición votó en contra.
El presidente de la Comisión de Acuerdos del Senado, el oficialista salteño Rodolfo Urtubey, aseguró que “la idoneidad de las personas está probada”, y en el caso puntual de Mena recordó que “fue uno de los autores de la Ley” que creó la AFI.
“Mejoramos la Ley de Inteligencia con los debates y los aportes de todos. Es una muy buena
base normativa”, sentenció Urtubey.

Debate.
En cambio, el radical Ernesto Sanz, entre otros, justificó su negativa a votar los pliegos de Parrilli y de Mena por haberse opuesto a la Ley que creó la AFI.
“Tenemos muchas reservas respecto del manejo de este gobierno respecto a los servicios de inteligencia. No podemos acompañar”, afirmó el senador mendocino.
No obstante, el peronista disidente Roberto Basualdo dijo que “no tenía motivos para votar en contra” de la designación de Parrilli y recordó que, si bien rechazó la Ley de AFI, elogió que “los miembros de su directorio deban cambiar cuando venga el próximo gobierno”.
El Congreso de la Nación aprobó en marzo de este año una Ley para disolver la Secretaría de Inteligencia y su reemplazo por la Agencia Federal de Inteligencia.
La iniciativa establece, entre otros puntos, que la Procuración General tendrá la función de realizar escuchas telefónicas solo a pedido de un juez, que era una tarea que realizaba la ex SIDE.
Entre las modificaciones más importantes incorporadas al proyecto están relacionadas con la actividad que podrán realizar los agentes de la nueva AFI. (Télam)