Disputa entre Sanz y Cobos

La disputa entre Ernesto Sanz y Julio Cobos por la distribución de cargos en el Congreso Nacional reflotó la interna radical que, entre cruces y amenazas solapadas, podría hacer peligrar la precaria estabilidad partidaria, luego de la buena performance que logró la UCR en los comicios legislativos de octubre.
Molesto con la estructura partidaria que lo dejó sin la titularidad del bloque de Diputados nacionales al que aspiraba, Cobos -quien viene de una importante victoria electoral en Mendoza-, busca su revancha y se apresta a dificultar el ascenso de Sanz al frente del Comité Nacional de la UCR.
Es que el ex gobernador y diputado electo se siente “traicionado” por su comprovinciano y competidor interno en la carrera presidencial, con el que había acordado una distribución “equilibrada” de los cargos en el Congreso, señalaron a Télam desde el entorno de Cobos.

Alfonsín.
La decisión de Ricardo Alfonsín de declinar su intención de competir por la titularidad del Comité Nacional, le había dejado a Sanz el camino allanado para reemplazar en el cargo al electo diputado nacional por Santa Fe, Mario Barletta, el próximo diciembre.
Pero los cobistas acusan a Sanz y a su aliado Gerardo Morales, quien presidirá el bloque en el Senado a partir de diciembre, de haber hecho una “maniobra” para ubicar al cordobés Mario Negri en la jefatura del bloque en la Cámara baja y se proponen, ahora, forzar una votación en el plenario de delegados previsto para el 13 de diciembre próximo.

Acusación.
“Los delegados de Mendoza no vamos a votar a favor de Sanz porque no tiene el equilibrio necesario para presidir el partido”, confirmó a Télam la senadora nacional cobista Laura Montero, quien, tras endilgarle a su compañero de bloque haberse “autoproclamado” presidente del Comité Nacional, no descartó una alianza entre su sector y el alfonsinismo de cara al plenario.
Cobos regresará a Buenos Aires esta semana para delinear la estrategia que le permita reposicionarse en el escenario partidario.
Montero acusó al tándem Sanz-Morales de haberle tendido una “una trampa” a Cobos: “Le dijeron agarrá la presidencia (del bloque) en pos del equilibrio interno, cuando ya tenían sus jugadores accionando para imponer su número en favor de Negri”, quien se impuso al frente de la bancada con el apoyo de 24 de los 37 diputados que la integran.

“Costo político”.
En verdad, los cobistas piensan que la movida tenía como “único propósito” hacerle pagar al ex vicepresidente el “costo político” de una derrota interna, en el marco de la inicial competencia entre los mendocinos por la candidatura presidencial de la UCR.
En el alfonsinismo, en tanto, aguardan expectantes lo próximos movimientos de Sanz, quien prometió una “distribución equitativa en la conducción partidaria que represente a todos los sectores internos”, según aseguró a esta agencia el diputado nacional Miguel Bazze.

Buenos Aires.
Más allá de ello, el sector liderado por Alfonsín mira con recelo el avance del sanrafaelino en territorio bonaerense, que -con el apoyo de la facción que responde a Federico Storani- busca lograr un armado propio en el principal distrito electoral del país, de cara al 2015. (Télam)