Docentes debajo de la línea de pobreza

ESTIMAN QUE LA PERDIDA DEL PODER ADQUISITIVO RONDA EL 11 POR CIENTO

A pocos días de que empiecen las clases. En plena negociación paritaria la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal vuelve a insistir con mejorar la educación pero “con los chicos en las aulas y los docentes enseñando”. Varios directivos y padres de alumnos denuncian que no podrán comenzar las clases por el atraso de obras en las escuelas. Además, un informe del concluyó que “el 80 por ciento de los docentes de la Argentina se encuentran por debajo de la línea de pobreza regional” y que en 2018 “los salarios docentes perdieron un poder adquisitivo anual equivalente a $28.263”, respecto del 2017.

Línea de pobreza.
El último informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA) sobre la situación salarial de los docentes, titulado “Paritaria docente 2019: análisis del poder adquisitivo y contraste con la línea de pobreza”, dejó varias conclusiones, en medio de la negociación paritaria docente y a días de que comiencen las clases. En primer lugar, analizando el conjunto de las provincias, el CEPA concluyó que “comparando el promedio de poder adquisitivo de 2018 en relación a 2017, en el último año los salarios docentes tuvieron una caída en promedio de 11 por ciento”, siendo Neuquén “la única provincia con guarismos positivos”. Esta caída representa una pérdida de entre $15.000 y $72.000, según la variación de sueldos en cada provincia, alcanzando un promedio nacional de caída de $28.263
Además, el informe emitido por el centro sostiene que “considerando el promedio de salario bruto para un docente de Educación Primaria, Jornada simple y Enseñanza Común con 10 años de antigüedad, el 80 por ciento de los docentes de la Argentina se encuentra por debajo de la línea de pobreza regional de Instituto Nacional de Estadísticas y Censo (Indec) y sólo siete provincias presentan promedios salariales por encima de la línea”. En esta línea, el CEPA considera que “la cercanía del salario docente a la línea de pobreza provocó que, ante un cambio significativo en el nivel de precios y por ende en los salarios reales en 2018, una sensible porción de los docentes pasara a ubicarse por debajo de esta línea”.

Paritaria.
En el caso de los docentes bonaerenses, “el poder adquisitivo fue cayendo repetidamente – sostiene el informe – Entre 2018 y 2017, la pérdida promedio de poder adquisitivo alcanzó el 7 por ciento si se considera el bono de $7.000 abonado en diciembre. Sin embargo, el punto de inicio de la paritaria es mucho más bajo: 16 por ciento menos respecto del promedio de 2017. En ese sentido, “si en 2017 un docente cobraba el equivalente a $25.795, en 2018 percibió solo $24.005 mensual”.
Finalmente, en cuanto a la negociación paritaria, el informe señala que “la primera oferta realizada por el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires consta de un aumento que sigue la evolución de la inflación, actualizándose los valores en enero, febrero y marzo, y luego, actualización del salario cada tres meses. Vale considerar que esta oferta no menciona la actualización de dos conceptos: Fonid ni material didáctico”. De esta manera, “si se analiza cómo evolucionaría el salario en 2019 considerando la inflación estimada en el Relevamiento de Expectativas de Mercado de Banco Central de la Republica Argentina, entonces los docentes bonaerenses no recuperarían nada de lo perdido en 2018, manteniéndose su poder adquisitivo casi 18 por ciento por debajo de 2017 y 22 por ciento por debajo de 2015?, sostiene el CEPA. (Anred.org)