Docentes porteños realizarán un paro

Gremios docentes porteños anunciaron ayer un paro de 24 horas y una movilización para el próximo martes “ante el exiguo 18% ofertado y la negativa a convocar la mesa salarial”, y recordaron que provincias con presupuestos menores que la Ciudad de Buenos Aires acordaron aumentos “considerablemente más altos”.
Por su parte, el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta ofrecerá a los gremios docentes un aumento salarial del 21,5% más un bono, en línea con lo acordado en la provincia de Buenos Aires, pero lo hará luego del paro del martes, al señalar que no van a negociar “en situación de conflicto”.
La jornada de paro se hará efectiva en todas las escuelas de la Ciudad y se completará con una movilización que harán los sindicatos docentes a la Legislatura, previa concentración desde las 11.00 frente al Ministerio de Educación porteño.
La medida fue acordada por los gremios UTE, ADEF, AEP, AMET, Camyp, Sadop, Sedeba y UDA, tras considerar que el gobierno de la Ciudad “insiste en sostener el cierre unilateral de la discusión salarial que selló en un insuficiente 18%”.

Sin acuerdo.
En tanto, las provincias de Santa Cruz y Chaco quedaron como las únicas dos provincias que aún no cerraron paritarias con los gremios docentes, en medios de conflictos muy duros con varias semanas de paros y posiciones alejadas.
Luego de 17 días de paros entre marzo y julio, los docentes de la provincia de Buenos Aires aceptaron un ajuste salarial de 21,5% de la gobernadora María Eugenia Vidal que teniendo en cuenta otros factores que no consolidan salario alcanza al 27,4%.
En las ocho jornadas de paro nacional docente realizadas durante esos cuatro meses, se observó un acatamiento alto por parte de los maestros bonaerenses en seis ocasiones, mientras que la adhesión fue dispar en las restantes.
Solo los docentes de las provincias de Santa Cruz (84), Chaco (36), Neuquén (23) y Río Negro (23) llevaron a cabo más jornadas de huelga que los bonaerenses (17), contabilizando tanto las medidas de fuerza provinciales como las nacionales.
Ya concretado el acuerdo bonaerense, en los 21 distritos del país donde las paritarias cerraron por el año el ajuste salarial promedio fue de 23,1 por ciento.
Ese porcentaje promedio se encuentra 6 puntos porcentuales por encima de la meta inflacionaria del Banco Central de la República Argentina para el 2017, que a esta altura ya sería de imposible cumplimiento por el avance aceleración de precios. (NA)