Inicio El Pais Dos hermanas comieron hummus y terminaron en Terapia Intensiva

Dos hermanas comieron hummus y terminaron en Terapia Intensiva

La Unidad Fiscal Especializada en Materia Ambiental (UFEMA) intervino este viernes de oficio y clausuró la casa en la que elaboraban un hummus artesanal que no se encontraba apto para el consumo humano y que intoxicó a dos hermanas que se encuentran hospitalizadas.

En un comunicado, desde el Ministerio Público Fiscal de la Ciudad de Buenos Aires, el fiscal Blas Matias Michienzi al tomar conocimiento de los ilícitos que en forma directa afectan a la seguridad pública, delegó las tareas de investigación a la División Delitos Contra la Salud de la Policía de la Ciudad, que en conjunto con la Dirección General de Higiene y Seguridad Alimentaria e inspectores del SENASA, lograron localizar el lugar de fabricación y distribución de las sustancias alimenticias.

El lugar allanado estaba ubicado en la calle Ravignani al 1400 del barrio de Palermo, y allí se elaboraban dichas sustancias, sin ningún tipo de habilitación o permiso, y sin control bromatológico por parte de las autoridades correspondientes.

Por tal motivo, el fiscal Michienzi ordenó el secuestro de aproximadamente 118 kilogramos de mercaderías, con la clausura administrativa y judicial de toda la actividad y se imputó al propietario de la vivienda.

El fiscal además ordenó el secuestro de documentación y de elementos vinculados con la elaboración de los productos y profundizó la investigación hacia los puntos de comercialización para retirar del circuito de comercialización a los productos denominados «TSUKI MACRO VEGAN» (HUMMUS) – garbanzo orgánico – que fueran los que provocaran la hospitalización de las dos mujeres.

«Estamos satisfechos por el trabajo en conjunto realizado, que rápidamente pudo dar con el lugar de elaboración y la destrucción de una gran cantidad de mercaderías no aptas para el consumo, erradicando una situación de riesgo cierto para nuestra comunidad», afirmó el fiscal Michienzi. (NA).