“El argumento es cuasi fascista y antirrepublicano”

Elizabeth Gómez Alcorta, la abogada de Milagro Sala, consideró ayer que el argumento esgrimido por el presidente Mauricio Macri para “justificar la detención” de la líder de la Tupac Amaru es “cuasi fascista” y “antirrepublicano”.
La letrada hizo referencia a los dichos recientes de Macri, quien dijo que “a la mayoría de los argentinos” les parecía que había una “cantidad de delitos importantes” por parte de Sala que “ameritaban todas las causas que tiene abiertas”.
Al respecto, consideró en declaraciones a radio 10 que se trata de un “argumento cuasi fascista, antirrepublicano”, con el agravante de que “la idea de la república es parte de los discursos que se ha intentado sostener con la llegada de la alianza Cambiemos”.
Para la abogada, “pensar que la detención de un ciudadano va a estar dependiendo de lo que la mayoría de la gente cree o no, habla de que a tener un serio problema”.
“Macri asume en primera persona que él también entiende que Milagro tiene que estar detenida porque le parece a él que está detenida porque cometió delitos”, recalcó, y agregó que esa apreciación del presidente “es una chicana berreta”.

ONU y OEA.
Gómez Alcorta dijo sentirse “perpleja” por la respuesta del Gobierno ante la ONU y la OEA, ante los reclamos de estos organismos sobre la situación de la dirigente social, que se encuentra detenida sin una condena en su contra desde enero de este año.
Señaló que en el contenido del descargo del Gobierno “hay un reconocimiento explícito de que está detenida por el poder Ejecutivo de Jujuy”.
“Lo está diciendo el Presidente de una Nación, no lo dice (Miguel Ángel) Pichetto, un senador. Lo dice sobre una dirigente ocial y política sobre cuya ilegal detención se ha hecho eco un grupo de trabajo de la ONU, la comisión interamericana de DDHH y el secretario general de la OEA”, precisó.
Aclaró, en este sentido que ninguno de estos dos organismos está planteando que Sala no sea investigada por los cargos que se le imputan, sino que simplemente advierten sobre la arbitrariedad de la detención.
En tanto, relató que su defendida está “hoy por hoy ansiosa porque se acercan las fiestas, porque le cuesta comprender cómo es que el Gobierno no está cumpliendo” con los requerimientos de los organismos internacionales a favor de su liberación.
“Queremos llegar a la Corte de la Nación”, sostuvo la abogada. (NA)