El Banco Central dejó sin efecto sanciones

El Banco Central (BCRA) modificó ayer el criterio legal para la tramitación de sumarios cambiarios, lo que permitirá rehabilitar al 80% de las personas y empresas que en la actualidad son investigadas en materia penal cambiaria, en su mayoría por infracciones menores, y que suman 60.000 casos.
“Esta decisión permitirá liberar de procesos sumariales a alrededor de 60.000 contribuyentes que de esta forma dejarán de ser acusados de haber cometido operaciones cambiarias que de aquí en más pasan a ser plenamente legítimas”, dijo ayer el ente monetario a través de un comunicado en el que explica detalladamente esta importante modificación de los sumarios cambiarios.
De acuerdo con los nuevos criterios aprobados por el directorio de la entidad, las 60.000 personas implicadas en los sumarios dejarán de ser acusadas por operaciones que pasaron a ser plenamente legítimas.
“El Directorio del BCRA instruyó a la Superintendencia de Entidades Financieras y Cambiarias (SEFyC) para que comience a aplicar el criterio jurídico de “retroactividad de la ley penal más benigna” en materia penal cambiaria”, informó el Central.

Fallos.
La decisión está fundada en jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, plasmada en los fallos “Cristalux” y “Docuprint”, en los que el máximo tribunal determinó que las normas posteriores más benignas dictadas por la Administración pública alcanzan a los tipos penales antes considerados en infracción por el régimen penal cambiario.
En base a esta decisión, cesarán las actuaciones sumariales o presumariales iniciadas por infracciones a restricciones cambiarias que ya no están en vigencia.
Por ejemplo, se incluyen entre esto sumarios casos tales como comprar moneda extranjera para turismo sin demostrar el viaje, extraer dólares de un cajero del exterior por encima de lo entonces permitido, excederse en los límites del envío de remesas por ayuda familiar o mostrar inconsistencias en los códigos de validación.
Se trata de normas que fueron introducidas en el curso de los cuatro años de vigencia del “cepo cambiario” establecido durante la presidencia del BCRA de Mercedes Marcó de Pont y mantenida durante las gestiones de Juan Carlos Fábrega y Alejandro Vanoli.
De manera progresiva, las distintas administraciones kirchneristas del Central fueron introduciendo una sucesión de normas que llevaron a la apertura de sumarios y prohibiciones. (Télam)

Compartir