El BCRA: rechazó la baja del dólar

El presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, consideró ayer que ya se “alcanzó” el pico de la inflación, y advirtió que sería un “atajo” mantener un dólar bajo para frenar los precios, al rechazar recurrir a esa medida.
Sturzenegger sostuvo que “los tipos de cambio rígidos han sido pan para hoy y hambre para mañana”, en una exposición brindada en un seminario económico organizado por Bloomberg Argentina.
El funcionario dijo esperar que en los próximos meses empiece a descender la inflación y sostuvo que “al menos a nivel nacional, no vemos que haya razones para que siga subiendo, aunque en la Ciudad de Buenos Aires tal vez sí, por los últimos aumentos de tarifas”.
Dijo que el alza de precios “todavía está sufriendo los efectos de la política monetaria expansiva del gobierno de Cristina Kirchner”, pero consideró que esa tendencia está concluyendo.
Explicó que las medidas de política monetaria de la actual gestión, mucho más contractiva, “tardarán al menos seis meses en percibirse en la calle”, al pronosticar que los precios descenderán en el segundo semestre.
Sturzenegger dijo que por ahora no hay mucho margen como para reducir las tasas de interés de referencia, aunque generen una contracción de la actividad económica.
Dijo que al BCRA “sólo le queda el 37% de la exposición a futuros” que heredó de la gestión de Alejandro Vanoli y destacó que eso representa una “merma en la exposición del BCRA”.