El dólar cerró a 38,98 pesos

EL BCRA CONVALIDO UNA SUPER TASA DEL 73 POR CIENTO

En una jornada calcada a la anterior, en la que el Banco Central pagó tasas altas en la subasta de Leliq, el dólar se derrumbó un 4,4% ($1,8) el martes a $38,98 en bancos y agencias de la city porteña, según el promedio de ámbito.com. De esta manera, el billete acumula una baja de 7,1% en las últimas dos ruedas.
Fue en sintonía con el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), donde la divisa descendió un 3,8% ($1,5) a $38,10 en una rueda en la que el desarme de posiciones y los ingresos de divisas destinados a tomar posición en inversiones en pesos volvieron a mantener la tendencia de debilidad del tipo de cambio mayorista, sin que hubiera participación oficial.
En este sentido, el Banco Central subastó Letras de Liquidez (Leliq) a 7 días de plazo por
$52.815 millones, a una tasa promedio de corte de 69,465% con un nivel máximo adjudicado de 73%. Este monto se suma a los $71.060 millones adjudicado el lunes, cuando arrancó el nuevo esquema de política monetaria.
El economista Gustavo Ber indicó que “la segunda ronda del apretón monetario volvió a derretir al dólar con una caída realmente vertiginosa que claramente sorprendió a los operadores que esperaban que la divisa testeara la banda superior”.
Explicó que “esta reacción llega de la mano de una agresiva estrategia de secar la plaza de pesos, con las Leliq y mayores tasas, una medicina muy dura con efectos colaterales como la profundización de la recesión”.
Desde ABC Mercado de Cambios, aseguraron que “los bancos están casi ‘obligados’ a hacer este negocio de comprar Leliq que les es necesario para cubrir encajes bancarios recientes y encima remunerado”. Además, indicaron que “a las entidades financieras les sirve como una simple inversión por ser la ‘tasa más alta que tiene un activo argentino’ y para futuros depósitos en pesos de los clientes”.
Los máximos se anotaron con la primera operación pactada en $39,10, cincuenta centavos debajo del cierre previo. La inmediata aparición de órdenes de venta impactó en la evolución de los precios del dólar que inició un camino descendente que en los momentos de mayor intensidad de los ingresos hizo que tocara mínimos en los $37,60. Con algunos altibajos y oscilaciones los valores alternaron subas y bajas que en la última hora de operaciones le permitieron recuperarse de la caída previa haciendo que finalizara la sesión por encima de los
$38. En este contexto, el volumen subió un 13,6% a u$s483 millones.

Otros mercados.
En el mercado de dinero entre bancos, el “call money” se operó a un promedio del 64%. En “swaps” cambiarios se pactaron u$s87 millones para tomar y/o colocar fondos en pesos mediante el uso de compra-venta de dólares para el miércoles y el jueves.
En el Rofex, donde se negociaron $677 millones, más del 65% se pactó a octubre y noviembre a $39,80 y $41,45, con tasas del 56,2% y 54,4% TNA.
En la plaza paralela, el blue cayó $1,50 a $38,50, según el relevamiento de este medio en cuevas del microcentro porteño. En tanto, el “contado con liqui” se hundió un 3,5% a $38,15.
En tanto, las reservas del Banco Central aumentaron el martes u$s55 millones hasta los
u$s48.90 millones.

Sandleris.
El presidente del Banco Central, Guido Sandleris, le presentó el flamante plan monetario a ejecutivos de bancos, aseguradoras, sociedades de bolsa y fondos de inversión.
Sandleris estuvo acompañado por el vicepresidente Gustavo Cañonero y la vicepresidenta segunda Verónica Rappoport, se informó oficialmente.
El jefe de la entidad monetaria aseguró que con su estrategia de secar la plaza de pesos a través del congelamiento de la base monetaria le permitirá limitar “desbordes inflacionarios o excesiva depreciación”.
“Es una meta muy exigente y de fácil seguimiento para producir shock de expectativas”, afirmó el funcionario ante los hombres de negocios sentados enfrente.
Sandleris ratificó que su gestión eligió este camino por cinco motivos: la necesidad de recuperar el ancla nominal y la pérdida de credibilidad sobre la capacidad del Banco Central de cumplir metas de inflación.
En tercer lugar, indicó el jefe de la entidad, era necesario implementar un esquema basado en herramientas de control directo por parte del Banco Central.
Los instrumentos utilizados por el Banco Central serán Leliq, Nobac y encajes y el Tesoro contribuirá emitiendo Letras. (Ambito.com Y NA)

Peligroso adelanto cambiario
El ex ministro de Economía Domingo Cavallo advirtió que el país pasó de un atraso cambiario “a un peligroso adelanto cambiario” y alertó que si el dólar sigue subiendo “existe el peligro de que la inflación se espiralice”.
“Se pasó de un atraso, a un peligroso adelanto cambiario. Para reducir el riesgo de fracaso del nuevo acuerdo con el FMI, es fundamental que el Gobierno no intente frenar la caída gradual del tipo de cambio real”, sostuvo el economista.
Y añadió: “las reglas de intervención (o mejor, de no intervención) en el mercado cambiario que se anunciaron, no ayudarán a que los ahorristas argentinos que tratan de proteger sus ahorros contra la desvalorización por inflación y devaluación, apuesten a la estabilidad del peso”.
Para el ex funcionario, “tampoco ayudará la persistente prédica de muchos economistas (incluidos algunos relacionados con el gobierno), en el sentido de evitar, de aquí en más, la apreciación real del peso. Argumentan que la mejor estrategia de crecimiento es la que se basa en un tipo de cambio real tan alto como el alcanzado en setiembre, a un cuando para sostenerlo se necesiten permanentes devaluaciones del tipo de cambio nominal”.
“Si el actual tipo de cambio es insuficiente para revertir el saldo de la cuenta de turismo, es mejor pensar en un impuesto al gasto turístico en el exterior que en más devaluación. Un impuesto al turismo en el exterior es menos distorsivo que el impuesto a las exportaciones”, enfatizó.

Inflación podría llegar al 44,8%
La inflación esperada para 2018 subió al 44,8%, según el Relevamiento de Expectativa de Mercados (REM) que el Banco Central realizó en septiembre último entre consultoras y fue publicado ayer en su página web. Los participantes del REM pronosticaron así un alza de 4,5 puntos porcentuales sobre la proyección realizada en agosto.
Además, estimaron una inflación núcleo (sin tener en cuenta los productos y servicios que tienen cambios estacionales bruscos) del 44%, 3,5 puntos porcentuales por encima del 2017.