El dólar respondió en alza al ajuste que anunció Macri

RETENCIONES, PRECIOS CUIDADOS, MENOS MINISTERIOS Y AUMENTO DE LA AUH

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, admitió que la economía de la Argentina caerá este año más del uno pro ciento que estaba previsto.
“Vamos a estar revisando las cifras en los próximos días, asumiendo que la recesión de este año va a ser más pronunciada que la que preveíamos”, admitió el funcionario.
Además, dijo que junto a su equipo estará “revisando los números” en los próximos días.
Dujovne sostuvo además que la crisis económica se desencadenó en la Argentina porque “cambió el contexto internacional” y porque el gobierno “ha cometido errores”.
“Hubo un cambio el contexto: tuvimos sequía; subieron las tasas de interés internacionales; la monedas emergentes se depreciaron; y eso nos agarró en un momento en el que no habíamos terminado de corregir nuestros balances macroeconómicos”, dijo el funcionario.
En conferencia de prensa, el funcionario admitió que si bien hubo shocks externos, también la administración del presidente Mauricio Macri ha cometido errores.
“Por supuesto que hemos cometido errores. Los desbalances nos dejaron expuestos y en nuestro afán de balancear todo a la vez dejamos en descubierto el flujo fiscal, mientras otros países ya han saneado sus balances”, asintió.
Además, se quejó de que la Argentina arrastra desde hace 70 años un déficit fiscal crónico que la arrastró a la pobreza, endeudamiento, inflación y crisis.
“La única manera de construir un camino estable y sustentable hacia el desarrollo con baja inflación y que nos permita derrotar el flagelo de la pobreza es sanear nuestras cuentas públicas”, enfatizó.

“Los cuadernos”.
También dijo que el estallido de la causa judicial de los cuadernos que narra la corrupción en el gobierno anterior, hizo recrudecer la crisis cambiaria en el país, porque generó un incremento de la desconfianza.
Dujovne aseguró que el gobierno sabe que hay “argentinos que la están pasando mal” y prometió que con la redefinición del plan económico el país “va a superar esta situación”.
“Sabemos que hay argentinos que la están pasando mal, sabemos que cuesta llegar a fin de mes, que cuesta pagar las tarifas, los precios suben y somos plenamente conscientes de esta situación, pero tenemos que enfrentarla y superarla, y lo vamos a hacer”, remarcó el funcionario.
Dujovne afirmó que el plan económico está respaldado por “el mundo”, y señaló que a eso lo demuestra el crédito de 50.000 millones de dólares del Fondo Monetario Internacional y los 6.000 millones de otros organismos.
“Eso muestra el apoyo de un mundo que no quiere que la Argentina vuelva a caer en el populismo”, evaluó el ministro.

Viaje a EE.UU.
Dujovne, iniciará desde hoy, en Washington, las negociaciones con el FMI para que ese organismo acelere los desembolsos para despejar todas las dudas sobre el programa financiero.
Tras el temblor cambiario que hizo disparar el dólar hasta los 40 pesos, el gobierno decidió renegociar el acuerdo con el FMI y adelantar desembolsos correspondientes al convenio global firmado por 50 mil millones de dólares.
“Conociendo este panorama, llamamos al Fondo y les explicamos la nueva situación, y el Fondo accedió a hacer un nuevo plan. Nuestro equipo viaja para allá para tratar de llegar a un acuerdo lo antes posible”, indicó el presidente Mauricio Macri en un mensaje difundido ayer. (NA)

Las medidas no convencen
Economistas realizaron fuertes críticas a las medidas anunciadas por el gobierno respecto de las retenciones a las actividades agrícolas e industriales al considerar que son un “mamarracho” y de “emergencia”.
El ex secretario de Finanzas Guillermo Nielsen destacó: “Poner la retención en 4 pesos por dólar ‘funcionaría’ con estabilidad cambiaria, que está por verse”.
“No hay que descartar que tengan que volver sobre esta cuestión en breve”, advirtió en Twitter tras la conferencia de prensa brindada por Nicolás Dujovne.
El funcionario puntualizó que, por retenciones, el Estado nacional contará con una recaudación adicional de 68 mil millones de pesos en lo que resta de 2018 y de 280 mil millones de pesos durante el año próximo.
El ministro señaló que esos derechos de ventas al exterior serán de 4 pesos por dólar para las exportaciones primarias y de 3 pesos por dólar para el resto de las exportaciones.
En ese escenario, el director de la consultora Economía y Regiones, Diego Giacomini también se manifestó en redes sociales y evaluó: “Nuevo impuesto de 4 pesos es un mamarracho tributario”.
“Si se hicieran las cosas bien, el dólar debe bajar rápidamente y la presión fiscal sube”, apuntó este lunes el especialista.
Por su parte, el economista José Luis Espert también publicó un tweet y apuntó: “Otro impuesto de emergencia contra la exportación para cerrar las cuentas públicas”.
“Nunca contra las constructores, los que sustituyen importaciones. O mejor, bajar el gasto público. Inviables”, fustigó.
La economista heterodoxa Mercedes D’Alessandro analizó que la administración de Mauricio Macri “no tiene un plan productivo”.
“Viene de las finanzas y piensa con un modelo financiero que trabaja con la idea de que el país es como una empresa”, subrayó en declaraciones radiales y afirmó que por ello “hay graves errores de cómo pensar la política macroeconómica”.
El economista Agustín D Attellis indicó: “Las retenciones de monto fijo dejan al desnudo que necesitan un dólar más alto”. (NA)

Tras los anuncios cerró a 39 pesos
El dólar saltó 2,6% a 38,98 pesos promedio tras los anuncios del presidente Mauricio Macri y del ministro Nicolás Dujovne vinculados con la aplicación de retenciones agrícolas e industriales, mientras en algunas entidades financieras cerró por encima de los $39, pese a las ventas de reservas por parte del Banco Central.
Macri y Dujovne dieron a conocer ayer una serie de medidas con el fin de encontrar el equilibrio en las cuentas públicas e intentar llevar calma a la plaza financiera, que la semana pasada operó con nerviosismo y una vertiginosa suba del tipo de cambio.
Pese a los anuncios y la decisión de renegociar con el FMI, la divisa norteamericana registró un avance de 2,6% frente al cierre del viernes pasado, en el marco de una jornada con poca actividad por el feriado en los Estados Unidos, un mercado de referencia para la plaza porteña.
Según un promedio publicado por la autoridad monetaria, la divisa terminó este lunes a $37,16 para la punta compradora y a $38,98 para la vendedora. El precio más elevado fue expuesto en los mostradores de ICBC, a $39,60.
Ante la fuerte suba del dólar, registrada pese a que en Wall Street no hubo actividad por feriado, el Banco Central decidió concretar una subasta a minutos del cierre para poner techo a la escalada. El monto ofrecido fue de dólares estadounidenses 100 millones.
En el sector mayorista, el “billete verde” terminó la rueda con un incremento de 55 centavos al ubicarse en $37,40.
En el segmento de contado se negociaron tan sólo US$ 231,246 millones ante la ausencia de operaciones en los Estados Unidos.
Analistas evaluaron que se debe esperar a este martes para ver cuál será la reacción definitiva de los mercados, que en primera instancia volvieron a responder de manera negativa al accionar del gobierno.
La moneda norteamericana había cerrado agosto con una suba acumulada de $9,97, es decir de 35,5 por ciento, tras marcar un récord de $39,77 para la venta promedio ante una persistente demanda y una limitada oferta. (NA)

Ajuste: más impuestos y más retenciones
Para enfrentar la actual “emergencia” económica, el presidente Mauricio Macri anunció un paquete de medidas que incluyen un aumento de impuestos a las exportaciones, una reducción “a menos de la mitad” de la cantidad de ministerios del gabinete nacional y un refuerzo de los planes sociales.
“Para cubrir lo que falta durante esta transición, que se ha transformado en emergencia, vamos a pedirles a quienes tienen más capacidades para contribuir, me refiero a aquellos que exportan en la Argentina, que su aporte sea mayor. Sabemos que es un impuesto malísimo, pero les tengo que pedir que entiendan, que es una emergencia y necesitamos de su aporte”, afirmó Macri respecto del nuevo esquema de retenciones a las actividades agrícolas e industriales.
Durante un mensaje grabado de 25 minutos, el Presidente señaló desde el Salón Blanco de la Casa Rosada que para recortar el gasto ordenó reducir el Gabinete “a menos de la mitad”, por lo cual pasará de tener apenas 10 ministerios, más la Jefatura de Gabinete.
Así, los ministerios de Salud, Ambiente, Energía, Turismo, Trabajo, Agroindustria, Cultura y Ciencia y Tecnología se convierten en Secretarías de Estado: algunos pasarán a depender de Presidencia de la Nación y otros se fusionarán, mientras que el de Modernización fue eliminado.
Además, se confirmó la salida de Gustavo Lopetegui y Mario Quintana, quienes no obstante seguirán trabajando dentro de la administración nacional, mientras que el hasta ahora ministro de Modernización, Andrés Ibarra, asumirá como nuevo vicejefe de Gabinete.

Intensas negociaciones.
El nuevo esquema es el fruto de las intensas negociaciones que se desarrollaron el fin de semana en la Quinta de Olivos y apunta a dar una señal de ajuste, a poco del inicio de una nueva instancia de negociación para un nuevo acuerdo con el FMI en Washington y tras la disparada del dólar, que la semana pasada llegó a 42 pesos.
“Tenemos que enfrentar que es un problema de base de no gastar más de lo que tenemos”, enfatizó el primer mandatario en su mensaje de anuncios, con los que busca relanzar la gestión y hacer frente a la crisis cambiaria.
Sin dar mayores detalles de lo que luego sería confirmado por sus ministros, Macri sí reconoció que “con esta devaluación la pobreza va aumentar”, por lo que anunció que su gobierno otorgará “un refuerzo” económico a las personas que cobran la Asignación Universal por Hijo (AUH) en septiembre y diciembre.
“Con todas las medidas que estamos tomando empezamos a superar la crisis, cuidando siempre más a los que más necesiten porque sabemos que con esta devaluación la pobreza va a aumentar”, dijo el jefe de Estado.

“Los peores meses”.
Y agregó que también se reforzarán “los programas alimentarios en todo el país para garantizar disponibilidad en los comedores y merenderos”, y el programa de Precios Cuidados, “con especial foco en alimentos de la canasta básica”.
“¿Creen que me hace feliz no darle los recursos a la gente que más lo necesita?”, enfatizó Macri, y remarcó que su gobierno creyó “con excesivo optimismo que era posible ir ordenando las cosas de a poco pero la realidad nos mostró que tenemos que ir más rápido”.
Sobre el cierre de su discurso, además, el Presidente afirmó que los últimos cinco meses fueron los “peores” de su vida “después” de su secuestro ocurrido en 1991 y apuntó contra sectores que “pronostican el caos para darnos miedo”.
“Más que nunca tenemos que seguir juntos hacia adelante con la determinación de que sí se puede”, apuntó el jefe de Estado y sostuvo que tiene “la fortaleza necesaria” para llevar adelante la gestión nacional.
En este marco, reflotó el pedido que formuló a dirigentes de todo el país hace un año, cuando luego de las elecciones de medio término los convocó “a trabajar en tres consensos”, el “equilibrio de cuentas publicas”, el “trabajo de calidad” y lograr “un Estado sin corrupción”. (NA)

Las voces de los opositores
La senadora Cristina Kirchner, el líder del Frente Renovador, Sergio Massa y el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, cuestionaron, con diferente tono, los anuncios del presidente Mauricio Macri para hacer frente a la crisis económica.
La ex presidenta acusó a Cambiemos de haber “llevado al país al abismo” en “menos de tres años” y dijo que eso fue posible pese a que “una parte importante de la oposición les votó todo lo que pidieron” y a que “cuentan con un poder judicial adicto y blindaje mediático”.
“Una parte importante de la oposición les votó todo lo que pidieron, cuentan con un poder judicial adicto, blindaje mediático, establishment entusiasta y, así y todo, en menos de tres años han llevado el país al abismo”, afirmó en su cuenta de Twitter.
A través de la misma red social, el mandatario salteño escribió: “Hay que salir de la crisis por el bien de los argentinos. Tengo importantes diferencias con los anuncios pero todos debemos ayudar porque si al gobierno le va mal a la gente le va peor”.
Massa tuvo una postura más dura que el salteño: se reunió con su equipo económico para analizar la situación y ante ellos consideró que el Ejecutivo “tiene que cambiar sus políticas monetarias”, precisaron fuentes del espacio a la agencia NA.
Del encuentro participaron los diputados Marco Lavagna, José Ignacio de Mendiguren y Daniel Arroyo, además del ex presidente del Banco Central Aldo Pignanelli y el dirigente massista Matías Tombolini, actual presidente del Consejo Económico y Social de la Ciudad de Buenos Aires. (NA)

Continuarán las protestas sociales
Referentes de organizaciones sociales calificaron de “insuficientes” las medidas anunciadas por el presidente Mauricio Macri para atender las necesidades de los sectores más vulnerables de la población y advirtieron que continuarán las protestas.El dirigente Esteban Castro, secretario de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), precisó que para mañana el movimiento convocó a una asamblea para decidir si ratifican las marchas previstas para este mes en reclamo de mejoras en los planes de empleo, aunque adelantó que “seguramente se harán”.
De acuerdo con el cronograma, el próximo 6 de septiembre irán a la sede de la ANSES, mientras que el 12 instalarán ollas populares en diferentes puntos del país.
En tanto, el 25 se sumarían al paro anunciado por la CGT y llevarían adelante varios cortes de ruta en reclamo a mejoras en las condiciones de los programas sociales y la aprobación de leyes que presentaron en el Congreso, como el proyecto para declarar la Emergencia Alimentaria. (NA)