miércoles, 23 octubre 2019
Inicio El Pais El dólar roza los $45 y el riesgo país los 1.000 puntos

El dólar roza los $45 y el riesgo país los 1.000 puntos

ARGENTINA EN PICADA

Los tiempos se aceleran, la incertidumbre política por las elecciones se exacerba y las preocupaciones por la economía local complican aún más el panorama para los activos argentinos.
Los inversores locales, y sobre todo internacionales, salieron el miércoles masivamente de las acciones y bonos, haciendo añicos sus cotizaciones, y tanto el riesgo país, como los seguros contra default se dispararon y parecen no tener techo.
En ese marco, el dólar mayorista escaló 3,7% a $43,95, su récord histórico nominal, por mayor demanda por cobertura, y una simétrica escasez de la oferta. También es cierto que la situación se agravó por un mal día en los mercados emergentes: en Brasil, por ejemplo, la divisa de EE.UU. subió 1,7%.
Lo realmente preocupante, según dicen en las mesas, es que se suponía que en abril el dólar iba estar más tranquilo porque llegaban las agrodivisas, con el refuerzo de las subastas del Tesoro. Por este motivo, esta suba es «estacionalmente preocupante».
El analista Christian Buteler indicó a Ambito.com que «hay una salida brutal de activos argentinos. Se colocó mucha deuda durante los dos primeros años de gestión (de Cambiemos), y hoy no existe un mercado que pueda absorber esa salida».

El mercado.
El riesgo país saltaba 12% hasta los 962 puntos básicos (nuevo máximo en 5 años), y los títulos nominados en dólares, como el Bonar 2024, sufrieron caídas de hasta 6,2%, y ya rinden hasta casi 20% anual.
A la par, la bolsa porteña derrapó casi 4%, y borró así las ganancias (leves) anuales en pesos, mientras que las acciones argentinas en Wall Street se hundieron hasta 13,7%.

Sin credibilidad.
«Siguen las fuertes e indiscriminadas ventas de activos argentinos, principalmente del exterior, lo que impulsa al riesgo país, a raíz de las preocupaciones económicas y la extrema incertidumbre política», afirmó a este medio el economista Gustavo Ber.
Entre las primeras, analistas destacan que las últimas medidas anunciadas por el Gobierno para intentar frenar la inflación y reactivar el consumo no generaron ninguna señal positiva en los mercados.
«Todas las medidas que anuncia el Gobierno ninguna va en línea con bajar la incertidumbre y la preocupación que hay, que es que se acaben los dólares del FMI a partir de diciembre, y no se sepa con qué se van a pagar los vencimientos de deuda», enfatizó Buteler.
«Todo se aceleró con las medidas de corte populista anunciadas por el Gobierno nacional y Provincial (congelamiento de precios y tarifas, descuentos en supermercados, etc.)», sostuvo.
Es por esto que los inversores se preguntan: «¿Para qué esperar a salir?». «Vendo ahora y punto», dicen.
«Si no hay credibilidad, los agentes económicos no creen y forman expectativas diferentes y totalmente desalineadas a las expectativas del Gobierno y sus políticas. Los agentes se protegen, adoptan comportamientos defensivos, la demanda de dinero cae, las presiones cambiarias e inflacionarias aumentan, y la política termina fracasando».

Elecciones.
De cara a la contienda electoral, el mercado extremó la cautela ante algunas encuestas que arrojan malas noticias para el oficialismo, dado que colocan a Cristina Fernández al frente de la intención de voto de cara a un eventual balotaje.
«El problema sigue siendo que la imagen de Macri está por el piso y hoy no garantiza ningún triunfo. Queda claro que la política nos sigue diciendo que hay que mantenerse al margen de los activos financieros argentinos», resaltan especialistas de Delphos Investment.
Frente a la debilidad de la imagen del actual mandatario, el mercado sigue sin descartar una posible candidatura de la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, por más que desde Cambiemos desechan todas las ideas alternativas al Macri.
«No descartamos ningún escenario dentro del marco económico actual. El problema es que en caso de llegar alguna de esas variantes (Vidal como candidata a presidente) lo va a hacer tarde y en un peor contexto», opinaron en Delphos Investment.
Los flujos internacionales están al mando en el corto plazo, por lo cual en un modo de pánico de liquidación de posiciones – al activarse stoploss – no se puede anticipar hasta dónde puede llegar el sell-off (la venta) de los activos argentinos, coinciden operadores en la plaza. (Ambito.com)

La insólita explicación de Macri
Con el riesgo país en récord durante su gestión, el presidente Mauricio Macri adjudicó la disparada al «miedo de que los argentinos quieran volver atrás», en relación a la incertidumbre política de cara a las elecciones en las que buscará su reelección.
El jefe de Estado aseguró: «Ahora está todo cruzado por la elección, el mundo duda que por ahí los argentinos quieren volver atrás y eso da mucho miedo al mundo, aumenta el riesgo país, toman posiciones defensivas, pero yo creo que están equivocados, que los argentinos no van a volver atrás».
«Los argentinos aprendimos que la magia no existe, que el mesianismo nos lleva a destruir la sociedad y que los comportamientos patoteriles no sirven», agregó.
En una entrevista con radio LT29 de Venado Tuerto, Santa Fe, luego de reunirse con productores locales en la localidad de Santa Emilia, en esa provincia, el Presidente sostuvo que «el discurso de que podíamos vivir con lo nuestro nos trajo un tercio de argentinos viviendo en la pobreza», pero consideró que la mentalidad de los argentinos «está empezando a cambiar».
En otro tramo de la charla, el jefe del Estado afirmó que por «primera vez después de décadas, estamos atacando los problemas de fondo» que provocan la inflación, pero apuntó que el problema es que el país no tuvo antes «una política responsable que administre los recursos de manera inteligente, a favor de la gente y no a favor de la política». (Ambito.com)

El dólar rozó los 45 pesos
El dólar volvió a subir con fuerza el miércoles y se acercó a su máximo histórico nominal, producto de un incremento de la demanda por cobertura a raíz de la extrema incertidumbre política y las preocupaciones económicas locales.
El billete minorista saltó un 3,2% a $44,92, según el promedio de Ambito.com en bancos y agencias de la city porteña, muy cerca de su máximo histórico de $44,96 (registrado el pasado 5 de abril).
Donde sí la cotización alcanzó un nuevo récord fue en la plaza mayorista, donde la moneda escaló un 3,7% (+ $ 1,55) hasta los $43,95. El total operado cedió 5,7% a u$s 889,5 millones.
Las preocupaciones domésticas se potenciaron con un contexto global más enrarecido, donde casi todas las monedas emergentes caían frente al dólar. La divisa norteamericana operó desde el arranque de la jornada con fuerte tono comprador y con una demanda por cobertura que tuvo escasa respuesta del lado de la oferta genuina.
La exportación cerealera aún sigue con bajas cifras de liquidación de sus cosechas, que ronda en los u$s 100 millones diarios, no más. Tampoco ayudó el precio internacional de la soja, que sigue aflojando en Chicago.
Mientras tanto el Banco Central subastó un total de u$s 60 millones, en dos veces, a un precio promedio de $43,5316 y de $43,8659.
Los mínimos del día se anotaron en los $42,69 con la primera operación pactada. Pero la inestabilidad financiera internacional y la fuerte apreciación del dólar respecto del resto de las monedas se trasladó al plano local impulsando una fuerte suba que respondió a una demanda exacerbada.
Los precios rompieron cómodamente con el techo anterior en los $43 y por momentos se encaminaron a aproximarse a los $44. Los máximos del día se anotaron en el último tramo de la rueda al efectuarse transacciones en los $43,97 por dólar transado, destacó el analista Gustavo Quintana.
La inesperada firmeza del dólar norteamericano en el resto del mundo se contagió rápidamente al mercado local, impulsando una corrección no esperada cuyos efectos se amplificaron debido a la vulnerabilidad de la economía doméstica.
El buen volumen de operaciones registrado vuelve a instalar un pronóstico reservado sobre la evolución de los precios en los próximos días, coinciden en las mesas de dinero.

Dólar en el mundo.
Con una fuerza inusual, el dólar se revalorizó en el mundo ante la canasta de las seis monedas más importantes llegando al índice más alto: 98,03. Por lógica sufrieron las monedas emergentes aún más, siendo el peso argentina el más afectado.

Leliq.
El Banco Central convalidó ayer un alza en la tasa de Leliq, que en promedio se ubicó en el 68,366% (44,5 puntos que el martes), y adjudicó $172.399 millones, frente a un vencimiento de $198.315 millones, por lo que liberó $25.916 millones.

Otros mercados.
En la plaza informal, por su parte, el blue avanzó 35 centavos a $44,50 y volvió a quedar por debajo de la cotización oficial, según el relevamiento de este medio en cuevas de la city porteña.
En el mercado de dinero entre bancos el call money operó en el entorno del 66%. En el mercado de futuros Rofex, creció un 50% el volumen operado a u$s 1.552 millones.
Un 90% de ese monto se negoció en los plazos más cortos, siendo los precios de abril y mayo, $44,42 y $46,30 (con tasas del 65,05% y 52,75%).
Los plazos más largos, aunque continúan con poco volumen, estuvieron más activos. En julio se operaron u$s 46 millones, mientras que entre agosto y diciembre se negociaron algo más de u$s 40 millones. (Ambito.com)