Inicio El Pais El fiscal de los "cuadernos" puede quedar detenido

El fiscal de los «cuadernos» puede quedar detenido

INDAGAN A STORNELLI

El magistrado, Alejo Ramos Padilla, consideró que hay «elementos de prueba suficientes» sobre la participación de Stornelli en «las maniobras vinculadas con las operaciones de inteligencia y espionaje ilegales» del falso abogado Marcelo D’Alessio. «Se han recabado pruebas suficientes acerca de la participación del fiscal Carlos Stornelli en las maniobras vinculadas con las operaciones de inteligencia y espionaje ilegales llevadas a cabo por Marcelo Sebastián D’Alessio», afirmó.
La cédula que lo convoca a declarar como sospechoso sostiene que está probada su participación al menos en tres hechos que en la indagatoria al falso abogado D’Alessio ya fueron señalados como paradigmáticos del funcionamiento de una asociación ilícita: la maniobra de extorsión denunciada por el empresario Pedro Etchebest, en la que le pedían 300 mil dólares a cambio de salvarse de quedar vinculado al «Gloriagate», la planificación de una cámara oculta al abogado José Manuel Ubeira, defensor de Oscar Thomas (uno de los presos de ese expediente) y el apriete al directivo de Pdvsa, Gonzalo Brusa Dovat para que denunciara que en la sucursal argentina de esa empresa se usaba para lavar y triangular dinero.

Pruebas.
Las capturas de pantalla entregadas por el empresario de los mensajes que le enviaba D’Alessio para mostrarle su vínculo estrecho con el fiscal (y que se cotejó que son reales) revelaban ya según el juez el cariz de la relación. No sólo por frases como «de lo de Pedro me ocupo yo» (que le decía el falso abogado al fiscal) sino porque se advierte un diálogo fluido incluso previo al 28 de diciembre último, cuando comienza la maniobra contra Etchebest.
En los allanamientos fue hallado un cuaderno clave, cuyo original consta en la causa, donde están las anotaciones que se habrían realizado durante el encuentro entre D’Alessio y Stornelli en el balneario CR de Pinamar, de donde se desprende el monto que le pedirían a Etchebest pero también la planificación de otras maniobras, que ahora el juez también tiene en cuenta.
Otra de las cuestiones que señalaba Ramos Padilla y que explican la citación a indagatoria se reflejan en esta frase: «Las distintas investigaciones y espionajes que le reclamaba el Fiscal a D´Alessio, a quien consideraba un servicio de inteligencia de los Estados Unidos y a quien le pedía ‘merca’ (información), le solicitaba ‘investigaciones paralelas’ o ‘extraoficiales’ y hasta operaciones de espionaje para perjudicar a abogados que lo incomodaban. Como ya se ha dicho, D´Alessio no era un simple extorsionador u operador judicial que habría girado a un fiscal descuidado, sino alguien que se presentaba como agente de la DEA y se ponía al servicio del fiscal para realizar tareas de investigación y espionaje».

Espionaje.
En tanto, los trabajos ilegales de Marcelo D’Alessio no fueron exclusivamente para Stornelli. A finales del año pasado D’Alessio investigó a todos los integrantes del programa Animales Sueltos que conduce Alejandro Fantino. Lo hizo para el entonces miembro de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI, la ex SIDE) Ricardo Bogoliuk. Pero, para completar el cuadro, la fuente de información de D’Alessio para esta tarea de inteligencia fue el periodista Daniel Santoro.
El disparador de esta operación entre D’Alessio y Santoro fue una reunión de Fantino con CFK. La mecánica fue sencilla: Santoro elaboró perfiles de sus compañeros nocturnos de Animales Sueltos. Ponía datos sobre su posición ideológica y sus terminales, como se dice en la jerga a la persona a la que responde políticamente cada uno. Con esos datos, D’Alessio elaboró un informe que remitió, escribe el juez Ramos Padilla, «al -entonces- agente de la AFI Bogoliuk». (Página12 / Eldestapeweb.com)