El fiscal Marijuan decidió no apelar

SOBRESEIMIENTO DE MICHETTI

El fiscal federal Guillermo Marijuan decidió no apelar y dejar firme el sobreseimiento dictado por el juez Ariel Lijo a la vicepresidenta Gabriela Michetti en la causa que investigaba el origen de los 245 pesos y los 50 mil dólares robados de su casa el día del balotaje presidencial.
La acusación sostenía que si parte de los fondos, como afirmó Michetti, eran para su fundación deberían estar bancarizados.
A pesar de que los testigos presentados por la defensa reconocieron no tener recibos de los aportes, Marijuan decidió acompañar el fallo de Lijo, que no pudo probar el origen ilícito de los fondos.

Investigación.
El robo ocurrido durante los festejos de la victoria de Cambiemos en la segunda vuelta presidencial fue revelado por el diario Tiempo Argentino ocho meses después de ocurrido. Entonces, la Policía Metropolitana, a cargo de la investigación, argumentó que no había difundido el hecho porque había sospechas sobre el círculo íntimo de Michetti, pero la vicepresidenta tuvo que salir a dar explicaciones del origen de los fondos.
Michetti sostuvo que una parte de los más de 200 mil pesos sustraídos de su hogar pertenecían a la fundación SUMA, otra era para hacer reformas en su casa, y los 50 mil dólares un préstamo que le había hecho su pareja, Juan Tonelli. Tras esas declaraciones, el abogado Leonardo Martínez Herrero presentó la denuncia para que se investigaran las supuestas donaciones, de quiénes provenían, cómo se concretaron y si cumplían con la normativa vigente, o sea, que los fondos provenientes de donaciones estuvieran bancarizados.
Los testigos presentados por la defensa de la vicepresidenta declararon que no les habían dado recibos por sus aportes de hasta 15 mil pesos.
En una ampliación de la denuncia, los diputados del Frente para la Victoria Juan Cabandié y Rodolfo Tahilade señalaron a SUMA como el paradigma bajo el cual funcionan otras fundaciones ligadas a Cambiemos, como pantallas para recaudar fondos para la política. (NA)