El fiscal Moldes insiste con la denuncia de Nisman

PIDIO SUMAR EL DELITO DE "TRAICION A LA PATRIA"

El fiscal ante la Cámara Federal porteña Germán Moldes solicitó que se incorporen los delitos de “traición a la patria” y de “omisión funcional de perseguir delincuentes”, en un dictamen en el que reclamó reabrir la denuncia del fallecido Alberto Nisman por encubrimiento del atentado a la AMIA contra la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y otros funcionarios de su gobierno.
Moldes presentó el viernes a última hora un dictamen ante la sala I de la Cámara Federal porteña que deberá resolver la suerte de la denuncia contra Cristina, desestimada por inexistencia de delito en el juzgado de Daniel Rafecas y con un pedido de reapertura por parte de la DAIA y del fiscal Gerardo Pollicita.
“¿Cómo entender por qué en 2012/2013 Cristina Fernández llegó a un acuerdo con el Estado que representaba a los prófugos? (alguno de ellos siguen desempeñando relevantes responsabilidades políticas en Irán). Así se habría explorado la posibilidad de que lograran impunidad”, afirmó Moldes en el dictamen al que accedió Télam.

Traición.
Además consideró que “la traición a la Patria se configuraría en caso de llegar a acreditarse que argentinos que ejercían cargos públicos relevantes y otros que no lo son, pero que tan sólo eran parte del desafinado coro de lacayos y cortesanos que suele acompañar los antojos y caprichos del poderoso, se habrían unido a los enemigos de la República para prestarles su ayuda”.
La sala I del Tribunal de Apelaciones convalidó el año pasado el archivo de la denuncia resuelto por Rafecas, pero Moldes argumentó ahora que esa decisión fue nula porque dos camaristas, Eduardo Freiler y Jorge Ballestero, lo hicieron con argumentos diferentes mientras que otro, Eduardo Farah, votó en minoría por impulsar la denuncia del fallecido titular de la Unidad Fiscal AMIA.
“Será el resultado de la profundización de la pesquisa la que permitirá determinar, conforme sostenía Nisman, si la firma del Memorándum de Entendimiento y su consecuente notificación buscó posibilitar -con conocimiento y voluntad- la baja de las notificaciones rojas, en cuyo caso podría tenerse por configurada la “ayuda” en los términos reseñados y, como tal, resultaría penalmente reprochable a sus responsables”, añadió.

Política exterior.
Moldes aludió a un “cambio copernicano en la política exterior del Estado” respecto de la investigación del atentado entre 2005 cuando el presidente era Néstor Kirchner y el 2013, “época de la gestión y suscripción del “memorándum” con todas sus consecuencias, (presidencia de CFK, ministro Timerman)”.
Este cambio “merece la atención de los jueces” para “desentrañar si su negociación, elaboración y suscripción, además de inconstitucional, fue el resultado y producto de una acción criminal”, agregó sobre el fallido Memorándum, declarado inconstitucional por la Justicia argentina
“Lo que hasta hoy se sabe – que no es todo, ni suficiente- indicaría que sí. La propuesta del Ministerio Público tiende a que estas incógnitas se desvelen. Por eso debe ser atendida”, advirtió Moldes en su pedido de reapertura.

Comisión de Verdad.
Y sentenció que “conforme lo sostenido en la denuncia, en el caso se habrían realizado una serie de actos, en especial la creación de la denominada “Comisión de la Verdad”, orientados a la desvinculación de los imputados iraníes de la causa AMIA y a la creación de una hipótesis acusatoria falsa con entidad suficiente para que aquellos eludan cualquier tipo de responsabilidad”
Ante ello dictaminó que “las diligencias de averiguación aptas para determinar la verdad de los términos de la denuncia resultan ineludibles ante la gravedad de los hechos en ella contenidos”.
“Una vez producida la prueba conforme a los cartabones legales que la rigen estaremos en condiciones de abrir juicio de valor sobre lo producido. Lo contrario, y aquí recurrido, importa encerrarnos en los términos del relato sin otro sustento que el ideado por el magistrado”, agregó en alusión a Rafecas.

Dictamen.
El dictamen entregado por Moldes el viernes a las 1315, minutos antes del cierre del horario judicial, no es vinculante para esa sala, que ahora debe resolver y que está integrada actualmente por dos jueces, Freiler y Ballestero, ya que Eduardo Farah renunció a una subrogancia que cumplía. (Télam)

Compartir