El FMI aprobó el nuevo desembolso

EL GOBIERNO ARGENTINO RECIBIRA 7.600 MILLONES DE DOLARES

El directorio del Fondo Monetario Internacional se reunió el miércoles, como estaba previsto, a los efectos de analizar el resultado del cumplimento del programa económico por parte de Argentina.
En esta oportunidad fue David Lippton el encargado de informar al Board acerca del cumplimiento por parte de Argentina ya que la titular del organismo Christine Lagarde se encuentra en Ghana en visita oficial.
El comunicado posterior emitido por el Directorio informa que se completó la segunda revisión del “desempeño económico de Argentina en virtud del Acuerdo Stand-By (SBA) de 36 meses que fuera aprobado el 20 de junio de 2018”.
Argentina pasó la revisión sin problemas ya que según se lee en el comunicado se “permite a las autoridades extraiga el equivalente a SDR 5,50 mil millones aproximadamente U$S7,6 mil millones”. El total de lo desembolsado por el Fondo desde junio significan aproximadamente
U$S28,09 mil millones.

Programa económico.
El director adjunto del FMI con respecto a la marcha del programa económico evaluó que “hay indicios tempranos de que el programa de reforma económica rediseñado, incluido un nuevo marco de política monetaria, está dando resultados. El peso se ha estabilizado y la inflación, aunque sigue siendo alta, ha comenzado a disminuir, a medida que disminuye el traspaso de la depreciación del peso anterior. Sin embargo, la economía argentina aún se está contrayendo y sigue siendo vulnerable a los cambios en de percepción del mercado. Se espera que la actividad económica comience a recuperarse en el segundo trimestre de 2019”.
En otro párrafo, Lipton resalta aspectos políticos como ser: “La aprobación del presupuesto para 2019 con un amplio apoyo político ha ayudado a consolidar confianza en el plan de reforma económica y la continuidad de las políticas de las autoridades”.
Y agregó “la disciplina fiscal creó espacio para el pago único otorgado para proteger a los más vulnerables del peso del ajuste. En el futuro, será fundamental continuar salvaguardando los objetivos fiscales frente a los desafíos de implementación y la recolección de ingresos más débil de lo esperado. Mantener el gasto social debe seguir siendo una prioridad clave. Es necesario seguir avanzando para mejorar el marco fiscal a medio plazo y la gestión de la deuda”.

Recomendaciones.
También el FMI formula algunas recomendaciones y valora que se avance en la independencia del Banco Central. “El compromiso continuo con el déficit y con el tipo de cambio determinado por el mercado fortalecerá aún más la credibilidad del marco de política monetaria, volverá a anclar las expectativas de inflación y aumentará la resistencia de la economía a los choques externos”.
Además sostiene que “se están realizando preparativos para recapitalizar el banco central y mejorar su independencia operativa. A medida que la economía se estabilice, sería clave hacer girar la agenda de reformas para impulsar el crecimiento a mediano plazo. En este contexto, las reformas estructurales ayudarían a impulsar la inversión y la productividad; aumentar la empleabilidad de las mujeres, los jóvenes y los trabajadores de bajos ingresos; y brindar mayor apoyo a los pobres”.
También sugieren que “los esfuerzos también podrían dirigirse a mejorar la eficiencia del gasto social al tiempo que se amplía la cobertura de la red de seguridad social. También sería importante continuar eliminando las distorsiones en el sistema tributario, mejorando las regulaciones del mercado laboral, colocando el sistema de jubilaciones en una base financiera sostenible y fortaleciendo la gobernabilidad”
“Continuar la firme implementación del plan de estabilización será esencial para tranquilizar a los inversionistas nacionales e internacionales, consolidar el retorno de Argentina a la estabilidad macroeconómica y mejorar de manera duradera los estándares de vida de todos los argentinos”, concluye Lipton.
En principio, y de acuerdo a fuentes oficiales, se nota que el FMI esta bastante satisfecho con la marcha del programa (está bajando la inflación, se está estabilizando el peso, se está cumpliendo las metas fiscales) pero aclaran que estos “resultados no son para tomar como seguros”, en el sentido de que son conscientes de las vulnerabilidades que enfrenta la economía. En el FMI siguen pensando que la recesión terminará el próximo año. (Ambito.com)

Desaparecen las Letras del Banco Central
Las Letras del Banco Central (Lebac) desaparecerán del menú de opciones de inversión cuando venzan por el equivalente a 68.618 millones de pesos, dado que las autoridades han decidido eliminarlas.
En la última licitación realizada el 20 de noviembre el Banco Central había pagado una tasa del 50% anual y colocó 40.000 millones de pesos.
En manos de la alianza Cambiemos, el Banco Central desembolsó 21.000 millones de dólares sólo en concepto de pago de intereses de Lebac en 2016 y 2017 a inversores locales y extranjeros que ingresaron con capitales financieros, aprovecharon las tasas reales positivas y luego se fueron.
Estas letras -a las que podía acceder cualquier ahorrista inversor- debutaron con un plazo de 14 días en marzo de 2002 en plena salida de la crisis financiera, económica, política y social que marcó a la Argentina a principios de este siglo.
Con una colocación de 53 millones de pesos y tasas del 80% anual, las Lebac a 28 días empezaron a girar en la city financiera en agosto de 2002 como mecanismo de esterilización para momentos en los que había muchos pesos en circulación.
Estas letras fueron creadas por un equipo integrado por Mario Blejer, por entonces presidente del Banco Central; Aldo Pignanelli, quien era director de la entidad; y Eduardo Levy Yeyati, jefe de asesores.
Las Lebac fueron una herramienta utilizada por todos los presidentes del Banco Central desde su creación, pero fue Federico Sturzenegger con la llegada de Cambiemos al Poder en diciembre de 2015 quien las convirtió en una herramienta central de la política económica. (NA)