“El FMI no es el cuco”

MACRI PARTICIPO DEL ACTO EN LA BOLSA DE COMERCIO

El presidente Mauricio Macri aseguró ayer que el FMI “no es el cuco” y señaló que el organismo “quiere ayudar a hacer algo que es bueno” para el país, al hablar en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires.
“Ante la primera tormenta, nos encontró en una situación muy vulnerable, con alto déficit fiscal, sin energía propia y casi monodependientes de la soja. Eso hizo que la Argentina no tuviera herramientas para defenderse de este primer shock externo”, sostuvo el mandatario.
Durante el acto por el aniversario 164 de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, el jefe de Estado destacó el entendimiento con los gobernadores respecto a la necesidad de reducir el déficit fiscal: “Tenemos claro que este es el camino. No nos ponemos de acuerdo, tal vez, en las instrumentaciones de corto plazo, pero es un avance enorme entender que por ahí pasa el tema”.
“Tenemos que reducir la más grande fragilidad que tenemos, que es depender del crédito externo”, añadió el líder del PRO, quien se quejó de que “las tarifas fueron un peludo que dejaron (las administraciones de Néstor y Cristina Kirchner), con más de 1.000% de retraso”.
Asimismo, Macri destacó que “ajustar el Estado significa liberar a todo el resto de la Argentina para que pueda desarrollarse, tener crédito para progresar”.
“Tenemos un proyecto de desarrollo federal inclusivo basado en la creación de empleo privado de calidad”, aseguró el mandatario.
A lo largo de una “entrevista” que le realizó el presidente de la Bolsa de Comercio, Adelmo Gabbi, el jefe de Estado rechazó las críticas de la oposición y el sindicalismo al acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI): “No es el cuco”. “El acuerdo que conseguimos fue una demostración de que los líderes mundiales confían en el rumbo que tomó la Argentina”.

Elecciones.
De cara a las elecciones de 2019, Macri ratificó que va a “acompañar el cambio todo el tiempo” que la ciudadanía “decida”, a la vez que consideró que “en el pueblo no hay opositores” sino “ciudadanos que creen que éste no es el rumbo correcto”.
“No me gusta hablar de esto, porque cada día de acá a 2019 es una oportunidad de resolver un problema más a un argentino. He dicho que estoy acá para acompañar el cambio y todo el tiempo que ustedes decidan”, sostuvo el mandatario.
A través de una transmisión de Instagram, en la que respondió preguntas que le realizaron sus seguidores en esa red social, el jefe de estado se quejó de que lo peor de la política es “entender que por más que muchas veces tenés claro hacia donde querés ir, tenés que lidiar con mucha gente que no lo ve, mucha gente que aún viéndolo no colabora”.

Inflación.
Por otra parte, reconoció que creyó que “iba a ser más simple” bajar la inflación y afirmó que la “tormenta” que devaluó muy fuerte el peso en pocos meses, obliga a “volver a empezar” en la pelea para aplacar los precios.
“Siento que tenemos que resolver este tema. Creí que iba a ser más simple, subestimé heredar una inflación tan alta, de 40 por ciento, pero si le sumás el cepo y las tarifas no actualizadas, era cerca del 60 por ciento”, sostuvo el mandatario. (NA)