El Gobierno acordó con Alicia kirchner

El Gobierno finalmente acordó ayer con la gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner, el otorgamiento de 1.200 millones de pesos para “atender necesidades financieras” de la provincia patagónica, que a su vez se comprometió a realizar una serie de reformas para alcanzar el equilibrio fiscal.
Tras la primera ayuda de 750 millones de pesos a través del Banco Nación, la Casa Rosada cerró la negociación con la referente opositora, luego de varios meses de gestiones en Buenos Aires y en la provincia.
De la mano del subsecretario de Relaciones con las Provincias, Paulino Caballero, el Gobierno acordó otorgarle un préstamo de 1.200 millones de pesos a la provincia sureña a través del Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial, que tiene como objetivo “atender necesidades financieras de la provincia”.
Con 12 meses de gracia y 42 de amortización, los fondos llegarán a Santa Cruz mediante desembolsos cada dos meses: 400 millones en las próximas 48 horas; 250 millones en agosto; 250 millones en octubre y 300 millones en diciembre.
“Este acuerdo está condicionado a que logren equilibrio primario en 2019. Santa Cruz, además, se compromete a implementar una política fiscal y un programa financiero que asegure el cumplimiento de las pautas y metas establecidas”, señalaron fuentes oficiales.
Entre los compromisos que asumió la mandataria santacruceña se destacan “no efectuar designaciones ni contrataciones de personal en la Administración Pública que impliquen un crecimiento de la dotación existente” al 1 de enero de 2017; e “implementar un programa de convergencia gradual al equilibrio del resultado primario, a lograrse en un plazo no mayor a dos años”. (NA)