El Gobierno obtuvo dictamen en Comisión

DIPUTADOS VOTA LA EXCLUSION DEL EX MINISTRO DE VIDO

La Cámara de Diputados sesionará hoy para tratar el pedido de exclusión del ex ministro Julio de Vido impulsado por el oficialismo, que tiene pocas chances de lograr la mayoría necesaria e intentará exponer a los legisladores que no voten a favor.
La sesión fue convocada para las 11.00 y la expectativa está puesta en la posibilidad de que Cambiemos, con el apoyo del frente 1País de Sergio Massa y Margarita Stolbizer y de una parte del Bloque Justicialista, alcance una mayoría de dos tercios de los presentes que se necesita para aprobar la expulsión.
Dentro del propio interbloque de Cambiemos reconocen que será muy difícil alcanzar ese número, por lo que la estrategia pasará por no autorizar las abstenciones, de manera tal que los votos solo cuenten como positivos y negativos, con el fin de exponer a quienes rechacen la exclusión del ex ministro y diputado del FPV de su banca.
La propuesta de Cambiemos es excluir a De Vido por “indignidad” en atención a la gran cantidad de causas judiciales y cinco procesamientos que pesan sobre su figura por su actuación como ministro de Planificación de la administración kirchnerista.

Dictamen.
El martes en la Comisión de Asuntos Constitucionales el oficialismo logró imponer un dictamen de mayoría con 17 firmas (la mitad de los integrantes de ese cuerpo) entre legisladores propios y del Bloque Justicialista de Diego Bossio.
El massismo, en cambio, emitió un dictamen propio con seis firmas que propone, además de la exclusión de De Vido, la aceptación de la “renuncia” a los fueros que realizaron días atrás los legisladores de ese bloque, aunque en la sesión votarán a favor de la iniciativa de Cambiemos.
Por su parte, el FPV sacó otro dictamen, con ocho firmas, que plantea el rechazo a la exclusión de De Vido con el argumento de que la iniciativa de Cambiemos es inconstitucional porque viola convenciones internacionales incorporadas a la Constitución Nacional.

Debate.
Durante el debate, la oficialista Karina Banfi ratificó la estrategia de Cambiemos: “No les vamos a autorizar las abstenciones, porque se vota por sí o por no. El que se abstiene vota a favor de De Vido”.
La única fisura en esa estrategia es que el Frente Renovador de Massa no está de acuerdo con impedir las abstenciones, que deben ser autorizadas antes de la votación con una mayoría simple, a la que el oficialismo no llegaría si no cuenta con esos aliados.
Banfi también llamó “a la reflexión” a los diputados del Frente de Izquierda, que se oponen a la expulsión de De Vido por considerar que se trata de una “maniobra antidemocrática” y que el Gobierno “mantiene el régimen de la patria contratista y mantiene las mismas licitaciones que el Gobierno anterior”.
Uno de los argumentos del kirchnerismo es que ese artículo habla de “inhabilidad física o moral sobreviniente” a la incorporación del diputado, mientras que las causas que involucran a De Vido se refiere a hechos previos a su llegada a la Cámara baja, para la que fue electo en 2015.
La diputada kirchnerista Diana Conti esgrimió por su parte que la exclusión de De Vido podría “violar” tratados internacionales de Derechos Humanos que establecen que solo se puede restringir el ejercicio de un cargo público cuando existe una condena.
Por su parte, el diputado del Movimiento Evita Remo Carlotto presentó un dictamen propio en el que anticipa el rechazo de ese bloque a la exclusión de De Vido por entender que no se respeta el principio de inocencia.

Sesión en números.
Se prevé que el dictamen sobre la exclusión de De Vido obtenga entre 150 y 160 votos a favor, en donde se cuentan 91 de Cambiemos; 37 del Frente Renovador; 8 del Frente Amplio Progresista (de Stolbizer); 17 del Bloque Justicialista; 4 de Juntos por Argentina; 2 del bloque Brigadier Bustos (del gobernador cordobés, Juan Schiaretti), y uno de la bloquista Graciela Caselles.
Sin embargo, para que ese número represente una mayoría de dos tercios deberían ausentarse al momento de votar unos 18 diputados, muchos de ellos del FPV, lo cual resulta difícil en una sesión de estas características. (NA)
Macri se sumó al debate
El presidente Mauricio Macri afirmó ayer que el oficialismo está “preparado” para expulsar de la Cámara de Diputados al legislador del Frente para la Victoria Julio De Vido, aunque pidió poner atención en “quiénes son los que votan a favor de la continuidad” del ex ministro en su banca para “intentar seguir creando impunidad”.
“Estamos muy preparados (para la expulsión). Estamos convencidos de que va a ser muy útil para la Argentina ver si somos una mayoría los que estamos en contra de la impunidad y queremos un cambio en serio, o si también hay gente que va a intentar seguir creando impunidad, para que las mafias sigan dominando nuestras vidas, como es el caso del narcotráfico y de la industria de los juicios laborales”, subrayó Macri, al ser consultado sobre la sesión en la que se intentará echar a De Vido por “indignidad”.
En declaraciones al canal 4 de Jujuy, el jefe de Estado resaltó que el ex ministro de Planificación Federal fue “lo contrario” a la “verdad” y la “transparencia” durante el gobierno anterior.
“Tenemos que trabajar en serio para que este cambio que hemos decidido, se consolide. Es un cambio que nos vincula con la verdad, con la transparencia, con poner el Estado al servicio de la gente y no de la política, que justamente De Vido fue el sinónimo de lo contrario, de haber puesto al Estado al servicio de la política y de unos pocos”, subrayó el Presidente.
Y, al respecto, agregó: “Eso es lo que queremos que quede claro”.