El Gobierno prevé importar remedios

GOLPE A LA INDUSTRIA FARMACEUTICA

El gobierno de Mauricio Macri volvió a entrar en una fuerte polémica con la industria farmacéutica por los precios de los medicamentos. Esta vez fue porque el Ministerio de Salud decidió quitarles a los laboratorios nacionales el trato preferencial que venían teniendo en una importante licitación que se realiza todos los años: la del plan Remediar. “Compitan y bajen los precios”, fue el duro mensaje que le envió la cartera sanitaria a las empresas.
Con este programa, creado en 2002, el Gobierno distribuye medicamentos en forma gratuita a las millones de personas que no tienen cobertura médica de obras sociales ni de prepagas. Hasta ahora, los productores nacionales siempre habían tenido prioridad como proveedores del plan.
“Lo que hicimos fue crear un programa nuevo, de mayor envergadura, financiado en un 100% por el Ministerio. Y decidimos que, en la licitación para comprar los medicamentos que se distribuirán el año que viene, puedan participar en igualdad de condiciones empresas nacionales y de otras partes del mundo. Contaremos para esto con la ayuda del Programa de las Naciones Unidas para El Desarrollo”, contó Néstor Pérez Baliño, el viceministro de Salud de la Nación.
Lo que generó este cambio fue una firme reacción de los productores locales. La Cámara Industrial de Laboratorios Farmacéuticos Argentinos, presentó un reclamo administrativo ante el Ministerio donde denuncian que la medida es ilegal.
El planteo de los laboratorios nacionales es que con la modificación se viola la ley de Compre Nacional, que ordena a dar prioridad a los fabricantes locales. Afirman que de esta manera se pone en riesgo el trabajo y la industria argentina, porque habrá competencia con empresas “que reciben subsidios directos e indirectos en sus países de origen”.
En las empresas locales afirman incluso que la decisión desconoce la Ley Nacional de Medicamentos porque el Ministerio ahora podría adquirir productos sin registro sanitario en la Argentina, fabricados o importados por laboratorios no habilitados para operar en el país.
(Clarin.com)

Compartir