El gobierno sigue preocupado

NUEVA PRORROGA DE ESTADOS UNIDOS POR LOS LIMONES ARGENTINOS

El gobierno argentino sigue con “preocupación” versiones sobre una nueva prórroga de la autorización para vender limones frescos a ese país, que vencerá el 27 de marzo próximo, trascendió ayer de fuentes cercanas al comercio exterior.
El fundamento de la administración de Donald Trump sería que aún no han sido confirmadas las autoridades del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos y por lo tanto no han podido revisar esta medida.
Estados Unidos aún no dio una definición sobre el ingreso de limones argentinos a ese país y en el Gobierno argentino temen que al menos no lo hará hasta que asuman las nuevas autoridades del Departamento de Agricultura (USDA).
Fuentes oficiales aclararon a NA que por ahora “no se trata de un plazo de postergación por 30 días como trascendió, sino que consideramos que depende de cuándo pongan en funciones a los responsables del Departamento de Agricultura” y revelaron que no ha habido comunicaciones al respecto ni siquiera “informales”.
El 27 de marzo se cumple el plazo de dos meses que los funcionarios de Trump habían puesto en enero como período para definir las exportaciones argentinas de limones a Estados Unidos, pero el tema -clave para los productores locales a provincias como Tucumán- no tiene aclaración hasta el momento.
Las mismas fuentes confirmaron que la situación es “seguida de cerca” por el Ministerio de Agroindustria que conduce Ricardo Buryaile, y la Agregaduría Agrícola de la Argentina en Washington y hay un fuerte trabajo de la embajada en Estados Unidos para destrabar el tema.
La autorización de las importaciones de limones fue publicada por el USDA/APHIS el 23 de diciembre de 2016, a fines del gobierno de Barack Obama y debía entrar en vigencia el 23 de enero de 2017.
Pero la autorización fue originalmente postergada hasta el 27 de marzo de 2017 debido a una decisión general que realizó Trump el día de su asunción, mediante la cual postergó 60 días todas aquellas normas publicadas por Obama que aún no habían entrado en vigencia.
La decisión de autorización de las importaciones fue realizada luego de muchos años de negociaciones técnicas, y un exhaustivo análisis de riesgo que incluyó numerosas visitas a las zonas de producción y los empaques de la Argentina. (NA)