El IPC porteño cayó un 0,8%

EN AGOSTO HUBO DEFLACION EN CAPITAL FEDERAL

El Índice de Precios al Consumidor de la Ciudad de Buenos Aires (Ipcba) registró una variación negativa del 0,8% mensual, y acumuló, en lo que va del año, un incremento de 31%, informó hoy el Gobierno porteño.
La trayectoria interanual de indicador se desaceleró hasta 43,5%, según el informe de la Dirección General de Estadística y Censos del Gobierno de la Ciudad.
La tasa de variación mensual del Ipcba “estuvo afectada por el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que resolvió que las tarifas residenciales de gas por red debían retrotraerse a los valores vigentes al 31 de marzo, dejando sin efecto el aumento que había entrado en vigencia a partir del primero de abril”.
“Al tratarse de una medida retroactiva, se aplicó para todos los días de agosto el cuadro tarifario de marzo”, añadió el Poder Ejecutivo.
Pero aclaró que si se excluye el impacto de la caída en las tarifas de gas por red, la variación del Nivel General alcanza 0,9% mensual, “marcando así una desaceleración respecto de los meses previos y siendo el menor registro desde la publicación de este indicador (julio de 2012)”.
En agosto, la variación del Ipcba se explicó principalmente por la división Vivienda, agua, electricidad y otros combustibles que registró una caída de 9,5% e incidió -en 1,48%- en el Nivel General, resultado de la retracción de la tarifa residencial de gas por red, señaló la información oficial.
El resto de las divisiones verificó aumentos que atenuaron, en parte, la variación negativa del Ipcba, y se destacaron por su incidencia positiva: Alimentos y bebidas no alcohólicas promedió un alza de 0,9%.

Rubros.
Los principales aumentos se registraron en: Leche, productos lácteos y huevos (2,8%), Aguas minerales, bebidas gaseosas y jugos (3,6%), Pan y cereales (1,7%) y Carnes y derivados (1,2%).
Salud se elevó 1,1%, aportando 0,10% a la evolución mensual de los precios al consumidor, por incrementos en los valores de las consultas médicas para pacientes externos y de los medicamentos.
Transporte promedió un incremento de 0,7%, con una incidencia de 0,09%, al impactar las subas en los precios de los estacionamientos y de los pasajes de ómnibus de media y larga distancia.
Además, el Gobierno porteño puntualizó que, durante agosto, los Bienes promediaron una suba de 1%, mientras que los Servicios registraron una caída de 2,3%. La dinámica mensual de los Bienes respondió al aumento más moderado de los precios de los alimentos y bebidas no alcohólicas.
Por su parte, el comportamiento de los servicios reflejó la retracción en las tarifas residenciales de gas, junto con caídas estacionales en los servicios relacionados con el turismo. (NA)