“El ministro Triaca nunca cumplió con lo acordado”

El vicepresidente primero de la Unión Industrial Argentina (UIA), Daniel Funes de Rioja, advirtió ayer que la entidad “no” tiene “facultad para obligar” a los empresarios a no despedir personal, pese al acuerdo celebrado en ese sentido junto con el Gobierno y la CGT.
Funes de Rioja señaló que el acta firmada el miércoles, en el marco del Diálogo por la Producción y el Trabajo, es una “apelación”, al apuntar que “la UIA no tiene estatutariamente facultades para obligarlos” ni a evitar despidos “ni a otras cosas”, como “dar incrementos salariales que obliguen a empresas”.
Desde el sindicalismo, en tanto, el secretario gremial de la CGT, Pablo Moyano, rechazó el acuerdo para frenar despidos hasta marzo al afirmar que “el Gobierno miente” y que el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, “nunca cumplió con lo acordado”.
“No firmé el acta porque el Gobierno miente”, dijo Moyano y afirmó que “tanto” el presidente Mauricio Macri como Triaca “son unos mentirosos”, en referencia a que “hace unos meses también firmaron un acuerdo con los empresarios para que no haya aumento de precios, se sacaron la foto y después siguieron aumentando”.
Moyano, secretario adjunto del Sindicato de Camioneros, cuestionó también que “uno de los ejes de campaña de Macri fue ‘Cuando yo sea presidente los trabajadores no van a pagar más Ganancias’, y ahora están haciendo un esquema que nadie entiende y más trabajadores van a pagar” ese gravamen.
El referente sindical sostuvo que “no tendrían que haber firmado un acuerdo hasta marzo”, sino “un compromiso para que no haya despidos durante la gestión del Presidente”.

Posibles medidas.
El dirigente camionero también adelantó que el martes próximo tendrá un plenario en el gremio para “analizar cuál es la situación de los trabajadores del transporte y si tomamos alguna medida, que pueden ser asambleas o paros por sector”.
Funes de Rioja, titular de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal), reafirmó que “con responsabilidad, decimos que compartimos el espíritu” del acuerdo, aunque la UIA no puede “obligar, sobre todo a las Pymes. Nadie despide por despedir. Cuando pasa, es porque no hay otra alternativa”, completó.
Además, remarcó que “no es razonable pensar que a las Pymes, que están trabajando al 50 ó 60% de la capacidad instalada, con problemas de producción, exportación y mercado, se les pueda decir ‘No ejerza un derecho que de acuerdo a la ley tiene'”. (DN)

Compartir