El nuevo cuadro, listo en octubre

FINALIZO LA AUDIENCIA PUBLICA NACIONAL POR LAS TARIFAS DEL GAS

El ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, cumplió ayer el mandato de la Corte Suprema de Justicia de la Nación al finalizar la Audiencia Pública nacional sobre el aumento de la tarifa de gas y, tras analizar las exposiciones que se desplegaron entres jornadas, dará a conocer en los primeros días de octubre el nuevo cuadro tarifario para el consumo de gas.
“Vamos a estar estableciendo el cuadro tarifario consecuencia de esta audiencia pública los primeros días de octubre y, obviamente, antes de hacerlo vamos a estar comunicando a todos los medios de prensa las motivaciones de cada uno de los cambios que implementemos”, destacó Aranguren durante una conferencia de prensa, al término de la tercera jornada de Audiencia desarrollada en la Usina del Arte, en el porteño barrio de La Boca.
El ministro, que estuvo presente durante la audiencia pública nacional durante las tres jornadas (viernes, sábado y domingo) y destacó que “con lo que acá hemos escuchado, tenemos la obligación de producir un informe, para que se reflejen todas las voces dentro de los próximos 10 días y, una vez producido ese informe, dentro de los 30 días, tenemos que estar emitiendo el informe definitivo que será la base para las decisiones de política tarifaria que se van a tomar a partir de esta audiencia pública”.
“Todo lo que se ha hablado se va a considerar, no solamente del sector residencial sino también del sector comercial y el acceso de gas natural para pymes y gas natural comprimido, lo tendremos en cuenta para la definición de los cuadros finales que van a estar en los primeros días de octubre”, definió Aranguren.
El ministro explicó que la propuesta original apunta a una suba promedio será del 203 por ciento, lo que arroja para el 56 por ciento de los consumos residenciales un valor de 106 pesos por mes, antes de impuestos.

“Mostramos una realidad”.
A lo largo de los tres días de Audiencia Pública “no hemos visto muchas opiniones en contra con respecto (al aumento para) el sector residencial en función de que nosotros hemos mostrado una realidad, que es que aquel 40 por ciento que no tiene acceso a la red, en vez de estar pagando 106 pesos, paga 300 pesos por mes”, para adquirir una garrafa.
Aranguren ratificó el compromiso expresado por el gobierno de “continuar por un sendero que permita ir de a poco reduciendo la diferencia entre costos y tarifa y tener en cuenta también que la necesidad de ese gradualismo que estamos implementando sea en función de poder dar energía a todos los argentinos”.
Consultado sobre la situación de los clubes de barrio, que también piden una tarifa diferencial, Aranguren recordó que “faltan reglamentar dos leyes que fueron promulgadas a fines del año pasado”, la Ley de Entidades de Bien Público y la de Clubes de Barrio, “y como parte de haberlos escuchados en estas audiencias, vamos a estar reglamentando ambas leyes”.
Al ser consultado sobre las quejas de las organizaciones de defensa de los consumidores, sobre las dificultades para aplicar la “Tarifa Social”, Aranguren adelantó que este martes “nos estamos reuniendo, para asegurarnos de que (este beneficio) llegue a todos los que lo necesitan y no a los que no los necesitan, porque es la manera de poder ir administrando los recursos de la mejor manera posible”.
El ministro destacó que “otra realidad” a tener en cuenta es la de las pequeñas y medianas empresas, “que si bien no fue el motivo del fallo de la Corte Suprema, nosotros reconocemos que hay casos en los cuales tenemos que reformular las decisiones que hemos tomado, sobre la base de las presentaciones que han hecho la CAME (Confederación Argentina de la Mediana Empresa) y otras asociaciones de pymes”. (Télam)

Compartir