El padre quedó detenido por “homicidio culposo”

BEBA OLVIDADA DENTRO DEL AUTO MURIO POR "HIPERTERMIA"

La beba de un año que fue olvidada por su padre dentro del auto familiar en la localidad bonaerense de Santos Lugares durante nueve horas murió por “hipertermia y asfixia”, según lo determinó la autopsia y la fiscal del caso solicitó la detención formal del progenitor por el delito de “homicidio culposo”.
Según informaron fuentes judiciales a NA, la fiscal Alejandra Aillaud del Departamento Judicial de San Martín, solicitó el miércoles la detención formal de Rodrigo Osses, padre de la beba de 36 años, tras tomarle la declaración indagatoria que duró unas dos horas aproximadas.
La fiscal Aillaud, recibió la declaración del hombre de 36 años, y tras la misma, solicitó al juez Nicolás Schiavo, que la aprehensión se convierta en detención por el delito de “homicidio culposo”.
Además, la fiscal pidió estudios psiquiátricos y complementarios para poder determinar las circunstancias en las que ocurrió el olvido de la beba de un año dentro del auto. Según trascendidos, el padre de la beba habría dicho ante la funcionaria judicial que durante el último tiempo estaba viviendo una situación de estrés.
El examen realizado al cuerpo de Catalina Osses Prado estimó que la muerte por asfixia ocurrió en horas del mediodía del martes -se estima que habría resistido alrededor de cinco horas, de las nueve en total que permaneció encerrada en el auto- y detectó que sufrió hipertermia (aumento de la temperatura por encima de la temperatura corporal normal).

Tragedia.
El trágico hecho comenzó el martes pasado en la esquina de las calles Doctor Ceraso y Avenida La Plata, de esa zona del partido bonaerense de Tres de Febrero. En el momento en el que se produjo el episodio, la temperatura exterior rondaba los 26 grados, por lo que se estimaba que en el interior del auto Peugeot 308 totalmente cerrado podría haber llegado a doblar esa marca.
El padre de la niña llevó esa mañana a su esposa al trabajo y en el asiento de atrás iba la beba: según comentaron los vecinos, la pequeña debía ir a una guardería, de acuerdo a la rutina de la familia. Al regresar a su casa, a partir de sus declaraciones antes los investigadores, olvidó que la pequeña estaba atrás y entró a su vivienda. Nueve horas más tarde, al darse cuenta del olvido se dirigió al vehículo y allí encontró a la nena sin signos vitales, por lo que llamó a una ambulancia.
De inmediato arribaron al lugar los médicos y trasladaron a la nena a un hospital cercano, pero a pesar de las tareas de reanimación que le practicaron, la niña perdió la vida. En ese momento, el padre entró en estado de “shock” y fue contenido por los doctores primero y luego, tanto él como su familia, por personal especializado del equipo de Atención a la Víctima del Municipio de Tres de Febrero.

Testimonios.
En tanto, una vecina de la familia Osses, que presenció el momento en el que el hombre encontró a su hija, contó a la prensa que “el papá empezó a gritar, me metí en el auto y vi a la nena muerta, y que tenía el chupete puesto”.
“Le habrá agarrado alguna laguna mental por el ACV. Almorzó, se acostó a dormir y cuando fue a buscar a la mujer se dio cuenta lo que había pasado. El hombre a veces se perdía un poquito. El auto estaba todo cerrado. La macana es que tiene los vidrios polarizados”, relató a los medios otro vecino.
Asimismo, las personas que conocían al acusado y viven en la misma cuadra coincidieron en que Osses “es una gran persona” y que no “escucharon nada” durante las 9 horas que estuvo la nena dentro del vehículo. (NA-Télam)