El Papa recibió a Macri

COMPARTIERON PREOCUPACION POR POBREZA Y NARCOTRAFICO

El presidente Mauricio Macri fue recibido ayer en el Vaticano por el Papa Francisco con quien, según el mandatario, mantuvo una “larga charla” sobre la situación de Argentina y el mundo, a la vez que compartieron la preocupación por la pobreza y el narcotráfico.
El primer mandatario definió como “buena” y “positiva” la audiencia privada y no protocolar con el pontífice, aseguró que la reunión fue “más larga” que la de 22 minutos que mantuvieron en
febrero y afirmó que al despedirse el Papa le dijo: “Fuerza y adelante”.
“Le pedí unas palabras de despedida. Me miro y me dijo fuerza y adelante”, sostuvo Macri en una conferencia de prensa en la embajada argentina ante la Santa Sede.
Macri definió a Francisco como “un líder moral” de quien quería escuchar sus opiniones, y dijo que le pidió al Papa que rece por él, para que Dios lo “ilumine” y lo lleve “por el camino correcto”.

Temas.
“Quería saber sus opiniones sobre lo que hicimos estos meses”, señaló Macri. “Hablamos de indicadores de pobreza, de lo mucho que hay por hacer y la importancia de la agenda de paz en el mundo”, precisó, y agregó: “También del narcotráfico”.
“La preocupación por la pobreza es compartida”, subrayó, y dijo que coincidieron en la necesidad de “lograr entusiasmar, educar e incluir” a los argentinos.
“Su visión pasa de la cultura del encuentro y la cultura del trabajo que hay que recuperar”, agregó.

Visita.
Al ser consultado sobre si hablaron de la posibilidad de que el Papa visite el país en el futuro próximo, Macri respondió que no y puntualizó: “El sabe que todos lo esperamos. Estoy seguro que cuando venga (a la Argentina) será muy importante. El es una persona sabia y sabrá cuándo es el momento indicado”.
El Presidente sostuvo que la reunión fue “muy útil” y destacó que durante casi una hora “la familiaridad siempre estuvo”, en particular cuando el Papa le preguntó sobre la “bicicleteada” que había compartido el día anterior con el cardenal Mario Aurelio Poli.
Macri dijo que un momento “muy gracioso” de la reunión fue cuando su hija Antonia, que llevaba un cuestionario, le preguntó a Francisco “si tenía papás, si dormía con la misa ropa y qué comida comía”.

Embajadores.
Además, el Presidente reunió ayer a embajadores argentinos en Europa y los convocó a “convencer de que este cambio va en serio”, al llamar a “redoblar esfuerzos” para conseguir inversiones que permitan la creación de puestos de trabajo.
“Tenemos que convencerlos de que este cambio va en serio”, remarcó Macri en Roma al exhortar a los embajadores argentinos en Europa a “redoblar esfuerzos” para conseguir inversiones.
Tras la audiencia con el Papa, el mandatario reunió a los embajadores ante los países
miembros de la Unión Europea, además de Noruega, Suiza, Rusia, Serbia, Ucrania, la Santa Sede y los organismos internacionales con sede en ese continente.
“Hemos vuelto al mundo y el mundo nos ha abierto los brazos. Ustedes tienen la misión de que ese entusiasmo se convierta en cosas concretas”, subrayó Macri durante el cónclave en el Hotel Melia, consignó un comunicado.
Asimismo, adelantó a los diplomáticos que el Gobierno seguirá “de cerca” las gestiones que realice cada embajada a lo largo de los próximos meses para evaluar sus “resultados”.

Protesta.
Por otra parte, se llevó a cabo una protesta frente al hotel De Russie, donde se hospeda Macri y su familia, que fue convocada por el Grupo de Argentinos en Italia por la Memoria, la Verdad y Justicia, Progetto Sur y la Comisión por la Libertad para Milagro Sala.
Con una murga, megáfonos y carteles, la protesta pidió por la liberación de Milagro Sala, jefa de la agrupación Tupac Amaru de Jujuy. Además se escucharon quejas por las medidas económicas de Cambiemos.
A través de un comunicado, las agrupaciones convocantes señalaron que Macri “contrajo una deuda externa que pagarán generaciones enteras de argentinos para hacer frente al pago exigido por los fondos buitres”.

No sabe, no contesta.
Luego de la reunión con el Papa, el Presidente argentino realizó una conferencia de prensa en la que evitó responder sobre las medidas que tomará el gobierno nacional respecto de ejercicios militares con lanzamiento de misiles que Londres realizará en Malvinas. “Bueno, estas dos cosas no estuvieron en la agenda con el Papa”, contestó Macri y añadió: “Si tienen alguna duda inquietud sobre el tema Malvinas, está la canciller (Susana Malcorra) en la Embajada, así que se va a cobrar cualquier consulta”.

Compartir