El paro afecta a un 20%

RECLAMO DE LOS TRANSPORTISTAS DE CEREALES

El paro de propietarios de camiones que transportan cereales a los puertos argentinos, en reclamo por una recomposición de tarifas, tuvo impacto en las terminales del sudoeste bonaerense, como Bahía Blanca y Quequén, donde no se registró movimiento, pero no se sintió en el Complejo de la Hidrovía Paraná-Parguay, donde se moviliza el 80% de la carga exportada de la producción de cereales y oleaginosas.
“El reclamo es justo, pero no es posible aumentar tarifas cuando hay más camiones que carga. La ley de oferta y demanda hace que muchos transportistas ofrezcan llevar la producción de cereales a precios más baratos para conseguir el contrato”, explicó Guillermo Misiano, el presidente del Grupo PTP, operadora de los puertos de Timbúes, en Santa Fe; San Nicolás, en el norte bonaerense, y Quequén, en el sudeste provincial.
Del mismo modo, el presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Luis Etchevehere, remarcó a radio Continental que hay que “ver los costos, porque en definitiva también es del interés de los transportistas que ganemos competitividad”, porque afirmó que “eso es lo que va a poner en movimiento la rueda del desarrollo argentino”.
Misiano señaló que “la entidad gremial empresaria que lanzó esta medida de fuerza, Catac (Confederación Argentina del Transporte Automotor de Carga) es muy fuerte en los puertos del sudeste bonaerense, pero en el Gran Rosario y el resto de la Hidrovía no tiene tanta fuerza”.
También Etchevehere consideró que “no es momento de una recomposición (de tarifas), nos parece mucho”. (Télam)