El paro tuvo una amplia adhesión

EL GOBIERNO BONAERENSE APLICARA SANCIONES A LOS DOCENTES

El paro docente convocado a nivel nacional registró en la provincia de Buenos Aires una adhesión del 80%, informó el gremio Suteba, que se plegó a la medida a pesar de la conciliación obligatoria dictada por el Gobierno bonaerense.
Pero, para el gobierno provincial la huelga fue acatada por el 40% del personal, y advirtió que aplicará sanciones por haberse incumplido la conciliación.
La discrepancia entre el Ejecutivo bonaerense y el sindicato que conduce Roberto Baradel no sólo se reflejó en la cantidad de docentes que se sumaron a la huelga, sino también en si corresponden sanciones al gremio, porque estaba en vigencia la conciliación obligatoria.
“El Gobierno, con amenazas de multa, intenta ocultar el abandono en el que se encuentra hoy la Escuela Pública de la provincia de Buenos Aires”, sostuvo el sindicato.
Consideró “ilegal desde todo punto de vista que se cobre una multa al sindicato por tomar una medida nacional, que fue legalmente resuelta y que, reiteramos, no fue objetada por ninguna autoridad gubernamental”.
Ctera convocó a los docentes de la provincia de Buenos Aires a parar en el segundo día de la Jornada Nacional de Protesta, y a movilizarse a la Casa de la Provincia de Buenos Aires y luego al Ministerio de Educación de la Nación, concentrando a las 9.30 frente al Congreso.
La Dirección General de Cultura y Educación informó que del relevamiento realizado en 9.838 escuelas se pudo detectar una adhesión del 40% y 152 servicios educativos cerrados.

Sanciones.
Desde la administración de María Eugenia Vidal, el ministro de Educación, Gabriel Sánchez Zinny, confirmó se está analizando cuál será la sanción que le impondrá al gremio Suteba por la huelga en la provincia.
“Todos acataron la conciliación obligatoria menos Suteba, que junto con la Confederación de Trabajadores de la Educación (Ctera) declararon un paro en algunas provincias, una es Buenos Aires”, dijo el funcionario en declaraciones radiales.
Sánchez Zinny señaló que las organizaciones gremiales ya impulsaron doce días de paro en la provincia en lo que va del año y aclaró que el Gobierno bonaerense garantizó la apertura de las escuelas y los comedores.
Advirtió: “El Ministerio está analizando las sanciones, porque hay una ley que regula las infracciones laborales. El miércoles pasado adelantamos el 15 por ciento y el cobro de sueldo; no vemos el sentido de este paro”.
Federico Suárez, ministro de Asuntos Públicos de la provincia de Buenos Aires, afirmó en declaraciones al canal Telefé que el de Suteba “no es un paro completo” dado que este gremio no representa a todos los trabajadores de la educación.
En esa línea, Suárez aclaró: “Habrá penalidades correspondientes a lo que dicte a la ley tanto para los gremios como para los docentes que no vayan a trabajar porque se le descontarán el día”.

Se suman provincias.
Tras las vacaciones de invierno, gremios de docentes de cinco provincias y de la Capital Federal iniciaron ayer una jornada nacional de protesta convocada por la Confederación de Trabajadores de la Educación (Ctera), sin dar clases y con movilizaciones en diversos puntos del país.
La Ctera dispuso un paro de 48 horas que abarca a Buenos Aires, Capital Federal, Corrientes, Chaco, Santa Cruz y Tierra del Fuego, en reclamo de la reinstauración de la paritaria nacional docente eliminada por el Gobierno de Mauricio Macri en 2017.
“Decíamos por ejemplo que sin paritaria nacional no iba a haber más computadoras de Plan Conectar Igualdad para los chicos. No nos creían. Y no hay una sola computadora más para ningún chico”, dijo en conferencia de prensa Eduardo López, secretario general de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) de la ciudad de Buenos Aires.
Según López, tampoco el Gobierno nacional entrega libros del Programa Nacional de Lectura ni instrumentos para orquestas escolares; y el Incentivo Docente para un millón de maestros “está en riesgo”.
“El Fondo de Compensación Salarial para ayudar a las provincias que no pueden pagar el salario mínimo se discontinuó: hay un proyecto nacional de deterioro de la educación pública”, afirmó López. (NA)