Inicio El Pais El PJ ganó dos provincias. Solo una cambiemos

El PJ ganó dos provincias. Solo una cambiemos

SE IMPUSO EN TUCUMAN Y ENTRE RIOS, LA UCR EN JUJUY EL FR EN CHUBUT

El actual gobernador peronista de Tucumán, Juan Manzur, logró ayer la reelección al imponerse en las elecciones de su provincia con una amplia diferencia de más de 30 puntos sobre Cambiemos. Con el 67,4% de las mesas procesadas, Manzur (Frente Justicialista por Tucumán) se imponía con el 51,60% de los votos, seguido muy de lejos por la candidata de Cambiemos, Silvia Elías de Pérez (Vamos Tucumán), con el 19,06%.
Pese a la derrota, al menos Cambiemos logró ganar en la capital de la provincia, con la candidatura de Germán Alfaro (Vamos Tucumán) sobre el postulante del PJ, Mario Leito. En tercer lugar asomaba Ricardo Bussi (Fuerza Republicana), el hijo del ex represor y ex gobernador tucumano en democracia Antonio Bussi, que cosechaba el 12,70%, seguido muy de cerca en el cuarto puesto por el senador nacional y ex gobernador José Alperovich, quien cosechaba el 11,52%, una cifra que se ubicó muy por debajo de las expectativas.

Acompañamiento.
«Desde acá, desde Tucumán, le mando un abrazo grande a la fórmula del peronismo a nivel nacional, a Alberto Fernandez y Cristina Fernández de Kirchner», señaló el reelecto mandatario, que le dedicó el triunfo a la dupla del «Frente Patriótico» que enfrentará en las urnas al presidente Mauricio Macri. En el búnker de campaña, Manzur -que repitió la fórmula con su actual vicegobernador, Osvaldo Jaldo- también agradeció «a la totalidad del pueblo tucumano por una jornada cívica ejemplar».
Luego, el reelecto gobernador se cruzó en vivo por el canal C5N con Alberto Fernández y reiteró su respaldo a la fórmula encabezada por el peronista de cara a las elecciones presidenciales de octubre.
Sin poder perforar el 1% de los votos, quedaron marginados de la pelea electoral los candidatos Clarisa Alberstein (MST), Carlos Ruiz Vargas (Nos Une el Cambio), Marcela Sosa (Movimiento Izquierda Juventud Dignidad), Ariel Osatinsky (Frente de Izquierda y de los Trabajadores), Sergio Ariel García (Evolución para la Democracia Social).

Denuncia.
La candidata del macrismo tucumano, Silvia Elías de Pérez, denunció la existencia de boletas truchas de sus candidatos en el municipio de Concepción, que controla su partido. A partir de ello, la senadora reclamó «invalidar la elección». Sin embargo, la Junta Electoral tucumana consideró que la denuncia «fue resuelta de inmediato» al disponer que todo los votos falsos sean considerados como observados y serán resueltos durante el escrutinio definitivo.
Desde temprano la candidata de Cambiemos denunció irregularidades pero presentó una sola denuncia sobre lo que ocurrió en Concepción. Allí la senadora mostró la existencia de votos que tienen el número de lista cambiados que provocan confusión y como tal son materia de anulación.

Gendarme.
En tanto, un gendarme que custodiaba una de las escuelas donde se vota para elegir gobernador y otros cargos en Tucumán fue baleado ayer en la madrugada por dos desconocidos que merodeaban el establecimiento educativo. Fuentes policiales informaron que el hecho se produjo a las 4.30 en el colegio secundario de El Colmenar, donde el efectivo en cuestión realizaba un recorrido por la institución cuando observó a estos dos sujeto en el interior del lugar. El gendarme les dijo que desalojaran la escuela y los acompañó hasta el portón de atrás. Sin embargo, desde unos matorrales, salieron unos sujetos con armas de fuego y efectuaron varios disparos. El gendarme fue trasladado al hospital Centro de Salud, donde quedó internado fuera de peligro.

Se impuso Arcioni en Chubut.
El gobernador de Chubut, Mariano Arcioni, obtuvo su reelección con el 37,93 por ciento de los votos, según los datos disponibles al cierre de esta edición, con el 98,78% por ciento de las mesas escrutadas. En segundo lugar se ubicó otro candidato peronista, el intendente de Comodoro Rivadavia, Carlos Linares, con el 31,23 por ciento. Por su parte, el candidato de la Alianza Cambiemos, Gustavo Menna, quedó tercero con el 14,31 por ciento de los votos.
Arcioni, que se postuló con la Alianza Chubut al Frente, festejó la victoria junto al líder del Frente Renovador, Sergio Massa, y los diputados Graciela Camaño y Diego Bossio. «A todos aquellos que no escucharon el llamado de unidad, los brazos de este gobernador están abiertos para todos, menos para los especuladores», remató. Massa sostuvo que el «ganador fue Chubut, acá no hay una cuestión nacional». Sin embargo, el tigrense insistió con que para «derrotar al macrismo hay que construir una coalición sumando». Durante el transcurso de la jornada, Arcioni evitó pronunciarse sobre su alianza con Massa. «Nosotros somos un partido provincial, no importa quién gobierne la Argentina a partir de diciembre, estamos enfocados en la provincia», sostuvo Arcioni, luego de emitir su voto en la Escuela N° 1 de Comodoro Rivadavia.
Todo cambió por la tarde (al menos en lo discursivo), cuando Massa se subió a un avión cerca de las 18 para llegar a Comodoro Rivadavia, acompañado por Camaño y Bossio. En el transcurso de pocas horas, decidió hablar de la administración nacional. «Tenemos que luchar contra las medidas del gobierno nacional que impactaron en la Patagonia y en particular en Chubut», sostuvo el gobernador reelecto. Más allá de que Arcioni y Massa se conocen desde la universidad (esa fue la excusa pública de su presencia en Comodoro), el tigrense exhibirá en las próximas horas a un gobernador propio de cara a las negociaciones por el cierre de alianzas para las elecciones nacionales.

Linares.
Linares, candidato del Frente Patriótico Chubutense, logró mejorar su desempeño en relación con las PASO. El 7 de abril, había sacado 51 mil votos, casi la mitad de los obtenidos por Arcioni. Con el 98,78 por ciento de las mesas escrutadas, esa distancia se acotó a 17 mil votos aproximadamente. El candidato de Cambiemos no se movió de su tercer lugar.
Las menciones de Arcioni al llamado de unidad, cobraron un nuevo sentido a la luz de lo ocurrido previo a las primarias. En la provincia se había intentado una «fórmula de unidad» entre el gobernador electo y Linares. Quienes estuvieron a cargo de esas negociaciones fueron Alberto Fernández y Sergio Massa, pero ninguno de los dos candidatos que compitieron en las elecciones de ayer cedió lo suficiente, al menos antes del cierre de alianzas para las PASO. Parte de la negociación había incluido la posibilidad de utilizar la ley de lemas como un instrumento electoral para que tanto Arcioni como los tres candidatos del Frente Patriótico Chubutense fuesen unidos. Con ley de lemas, quien gana suma los votos de sus competidores. Pero no se logró.

Unidad.
Con el resultado de las elecciones ya definido, Arcioni y Massa realizaron un nuevo llamado de unidad, en consonancia con la fórmula Alberto Fernández – Cristina Fernández de Kirchner. «Frente a la crisis y al castigo del gobierno nacional a la Patagonia, ganó Chubut. Ahora hay que pensar en una coalición opositora con un programa común, antes que nombres, donde nadie pierda su identidad. La coalición para derrotar a Macri se construye sumando», enfatizó Massa.
Uno de los principales problemas que afronta Chubut es su deuda. Su stock de pasivos creció un 110 por ciento entre 2018 y 2016, impulsado por los préstamos en dólares tomados por Mario Das Neves, mientras que los intereses aumentaron un 1253 por ciento en el mismo período, según datos del Ministerio de Interior, Obra Pública y Vivienda.
Durante la conferencia de prensa en la que anunció su victoria, Arcioni estuvo acompañado además por Jorge «Loma» Ávila, titular del sindicato de Petroleros Privados. Uno de los impactos económicos mencionados tanto por Arcioni como por Massa fue la destrucción de puestos de trabajo, sobre todo en el sector petrolero, en donde el gobernador avaló la adenda a los convenios colectivos de trabajo. Entre diciembre de 2015 y septiembre de 2018 se perdieron 7164 puestos de trabajo productivos en toda la provincia.

Bordet ganó cómodo en Entre Ríos.
Gustavo Bordet fue elegido para otro mandato como gobernador de Entre Ríos. El candidato peronista del Frente Creer Entre Ríos se imponía con el 57,3 por ciento de los votos al candidato de Cambiemos, el radical Atilio Benedetti, que sumaba 35,7 cuando se llevaba escrutado el 85 por ciento de las mesas. Otro duro golpe para el Gobierno nacional en la seguidilla de derrotas de los candidatos de Cambiemos en el disperso calendario electoral en las provincias. Más aun con la caída de su bastión, la intendencia de la capital Paraná, que tiene el conglomerado urbano más populoso de la provincia. Allí, el vicegobernador y candidato a intendente Adán Bahl se imponía con 45,3 por ciento de los votos contra el 35,2 del intendente radical Sergio Varisco, procesado por narcotráfico.
Bordet abrió el fuego en el Centro Provincial de Convenciones a las 21.30. «Esta es una muestra de confianza que nos obliga a redoblar esfuerzos», sostuvo el gobernador reelecto que afirmó que su triunfo rondará los números «similares» a los de las primaria: con un «58 por ciento de los votos y unos 25 puntos de diferencia» sobre su principal contrincante. Bordet se presentó a la rueda de prensa junto a su compañera de fórmula, la ministra de Desarrollo Social Laura Stratta, que será la primera mujer que presidirá el Senado entrerriano.
«Se viene un tiempo de grandes consensos», dijo y buscó postergar su alineamiento nacional para las elecciones presidenciales de octubre. «Estamos concluyendo el proceso electoral en Entre Ríos, con un gran frente en base a consenso y acuerdos sobre proyectos y un programa de Gobierno. También eso debe suceder en el ámbito nacional, más allá de los nombres propios. Tenemos que salir del esquema de renta financiera para priorizar el desarrollo, la producción y el empleo», afirmó como señal de unidad a todos los sectores del peronismo.
Bordet afirmó que consultará con los intendentes y las fuerzas que integran Creer Entre Ríos para definir una postura nacional. Cerca del gobernador afirmaban que inscribirán con ese mismo nombre a la coalición provincial, que se acoplará a la fórmula nacional que reúna la unidad más amplia posible. También evitó referirse a los saludos que recibió de dirigentes nacionales. «Son muchísimos, vía Twitter, los voy a leer a todos después», respondió Bordet y resaltó el saludo del vencido Benedetti, a quien agradeció que se hiciera una campaña «sin agravios».
Sin embargo, marcó las diferencias con el gobierno nacional y el intendente de Paraná, al afirmar que «es muy agraviante pelearse por una cuota parte de una obra cuando la gente la está pasando mal». «Es muy importante para el peronismo volver a gobernar la capital de la provincia», sumó.

Morales fue reelecto
Gerardo Morales ganó en Jujuy y su victoria confirma que los oficialismos tienen las de ganar en los comicios de este año. Morales señaló que «esta es una elección que se da en la provincia con una realidad provincial». Desde su entorno descartan que busque tras esta victoria posicionarse como candidato a vicepresidente en una eventual fórmula con Mauricio Macri. «No está en sus planes. Sus aspiraciones son otras», aseguraron.
En una provincia cuya pobreza creció del 24,2% en 2017 al 31,7% en el segundo semestre de 2018; cuya desocupación pasó del 4,8% en el tercer trimestre de 2015 al 6,8% en 2018 y a pesar de todas las promesas que realizó Morales en su campaña de 2015 y que al día de hoy no se han cumplido, los jujeños volvieron a apostar por el mandatario.
El peronismo, que llegó atomizado, comienza a pensar en una reconfiguración del escenario opositor de cara a las elecciones nacionales. El descontento de los distintos sectores del peronismo con los manejos del presidente del PJ provincial, Rubén Rivarola llegaron a su punto de inflexión el pasado 5 de abril cuando el actual diputado provincial terminó de romper el bloque del PJ al votar a favor de un nuevo endeudamiento de U$S 307 millones que impulsó Morales.

La UCR ganó la interna de Cambiemos en Mendoza.
Las elecciones mendocinas, junto con las de Corrientes, que fueron provinciales, y las de Jujuy, son las únicas en las que Cambiemos esperaba algún tipo de buena noticia. En las PASO de Mendoza se votaban gobernador y vicegobernador, intendentes, concejales y legisladores provinciales. La alianza Cambia Mendoza tuvo una interna que fue el dolor de cabeza del gobernador Alfredo Cornejo.
En enero el presidente Mauricio Macri le había ofrecido bajar al candidato PRO Omar de Marchi si Cornejo accedía a unificar las elecciones provinciales con las nacionales. El gobernador de Mendoza no accedió y De Marchi siguió en carrera. En la interna de Cambiemos se enfrentó, con el intendente radical de la capital provincial, Suárez, cuya figura fue la prenda de unidad de todas las vertientes del radicalismo mendocino. De hecho, lo secundó un hombre de Julio Cobos, Mario Abed, intendente de Junín
«Sin lugar a dudas este proceso electoral es el más importante de mi vida, es un día muy especial», sostuvo Suárez al ir a votar. «Sabemos que las primarias marcan una tendencia, que cuando hay algún tipo de diferencia importante es muy difícil luego revertir ese resultado, así que se juega un partido muy importante para ver quién va a ser el futuro gobernador de Mendoza», insistió.
A las 21.15, el macrista De Marchi reconoció la derrota dentro de la interna. «Hay una tendencia donde, en el marco de Cambia Mendoza, estaría ganando Rodolfo Suárez. Lo felicité por anticipado para evitar misterios. Si bien hemos hecho una buena elección, creemos que la tendencia es irreversible», dijo. «Quiero agradecer a Dios, a mi familia y a todos los candidatos a intendentes y a todo el equipo. Quizás nos faltó estructura», afirmó. «Vamos a continuar apoyando a Rodolfo, que tiene que ser el próximo gobernador. Y vamos a trabajar para que Macri vuelva a ser presidente de la Argentina», dijo. Esta derrota implica una victoria sobre el PRO del candidato de Cornejo, quien viene presionando para ampliar la alianza Cambiemos.

Interna PJ.
En la interna peronista del frente Elegí Mendoza, en tanto, se enfrentaron la kirchnerista Fernández Sagasti con el intendente de Maipú, el peronista Bermejo, quien fue con el sello del PJ. La senadora sostuvo que las elecciones de Mendoza son «una posibilidad de esperanza y de cambiar el rumbo». Bermejo, por su parte, interpretó que «la gente espera un cambio provincial y nacional». (Página12.com)