El Presidente rechazó la reapertura de paritarias

El presidente Mauricio Macri rechazó ayer la posibilidad de una reapertura de paritarias porque “ya están negociadas” y la inflación “va a la baja”.
“¿Cómo se van a abrir las paritarias si ya están negociadas y la inflación va a la baja?”, dijo el mandatario ayer a la mañana, en una entrevista con Cadena 3 desde China, donde participó de la cumbre del G-20.
El presidente, que minutos antes de regresar a Buenos Aires dialogó con radio Mitre y con Cadena 3, se refirió también al proyecto de modificación de escalas del Impuesto a las Ganancias, y adelantó que “a fin de mes” llegará al Congreso la iniciativa, elaborado por el ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay.
Al ser consultado sobre el paro nacional reclamado desde las dos centrales de Trabajadores Argentinos (CTA) en el marco de la Marcha Federal realizada la semana pasada, que finalizó con un acto en Plaza de Mayo, Macri dijo que esa central “siempre ha tenido una posición extrema, en todos los gobiernos”, y ponderó “el diálogo” que mantiene el gobierno con la Central General de Trabajadores (CGT).
“La CTA ha tenido en todos los gobiernos siempre la misma actitud. Yo confío en el diálogo que tenemos con la CGT, que por suerte se ha unificado en este triunvirato”, dijo Macri.

Massa.
Por otra parte, advirtió que “no es bueno hablar en el aire” ni “hablar por hablar” en referencia a una propuesta del diputado nacional y líder del Frente Renovador, Sergio Massa, de prohibir las importaciones de algunos productos para proteger el empleo en determinados sectores.
“No es bueno que hablemos en el aire, sobre todo aquellos que tienen vocación de tener responsabilidades. Debería manejarse con números, con estadísticas serias”, dijo Macri.
El Presidente, que a última hora emprendía su regreso a Buenos Aires, donde se estima llegará el martes a las 10, le respondió así a Sergio Massa, que el fin de semana adelantó que va a presentar un proyecto de ley en el Congreso para prohibir por 120 días la importación de algunos productos, en función de “terminar con la importación indiscriminada de productos que destruyen el trabajo PyME”.
“Debería manejarse con números, con estadísticas serias, porque hablar por hablar, al final es todo lo mismo. Hace mucho mal”, dijo.
“Él debería chequear, porque cuando uno ve sector por sector, en ningún caso la importación es más del 2 ó 3 por ciento del total del mercado”, explicó el mandatario. (Télam)